Sábado, 13 Junio, 2020 Villarrubia de los Ojos exhibe un monumento a los sanitarios y colectivos que han luchado contra el Covid-19
Colocación de forma simbólica del conjunto escultórico.
Un homenaje, realizado por el carpintero Valentín Rodríguez, a los héroes que han combatido en primera línea de batalla contra la pandemia y que quedará para la posteridad en la localidad

El carpintero y hostelero de Villarrubia de los Ojos Valentín Rodríguez Camacho ha donado al Ayuntamiento un grupo escultórico en madera, monumento homenaje en reconocimiento a la labor realizada por los sanitarios y otros colectivos de la localidad, en la lucha contra el COVID-19.

Este conjunto escultórico está ubicado enfrente de la Estación de Autobuses, cerca del Centro de Salud. El alcalde, Miguel Ángel Famoso, y varios concejales junto con el escultor Valentín Rodríguez, acompañado de los colaboradores en la confección del monumento y dos sanitarios, en representación de este colectivo, estuvieron presentes de forma simbólica este pasado viernes en la colocación del monumento, cumpliendo con las medidas de prevención.

Famoso ha mostrado su agradecimiento al artista por el gesto que ha tenido para con la localidad y especialmente con los colectivos a los que va dirigido, “los verdaderos héroes de nuestra sociedad”. Así mismo, ha explicado que la inauguración y homenaje oficial de dicho reconocimiento se realizará cuando las circunstancias sanitarias lo permitan para que "todos" los colectivos de profesionales y voluntarios estén representados y presentes en dicho acto, valorando el gran esfuerzo, profesionalidad y solidaridad por su gran labor realizada en estos meses.

Valentín Rodríguez, por su parte, ha explicado que la idea surgió al comienzo del confinamiento. “Tras dos semanas de cuarentena por la emergencia sanitaria, no podía estar sin hacer nada en mi casa y me puse a ‘pegarle dos bocados a un palo’”, que es la forma propia de decir que se puso manos a la obra con su sierra eléctrica a esculpir dos troncos de pino que reproducen dos sanitarios, una mujer y un hombre. “Quería que fuera lo más sencilla e interpretativa posible, que representase lo que están viviendo a diario estas personas que arriesgan sus vidas y las de sus familias por los demás”, comenta.

“Hace tiempo el Formac Villarrubia me pidió un homenaje al club por su ascenso a 2ª División B, y tenía ahí los troncos esperando a mi inspiración, consideré que ahora era mejor homenajear a otros héroes más importantes estas semanas para todos”, dice Rodríguez Camacho, quien añade como “pretendía que pareciera una imagen de dos sanitarios en una habitación de hospital atendiendo a un paciente, y dos figuras a tamaño natural, aunque grandes, ya que él mide 1,90 y ella 1,80”.

Este carpintero y hostelero, propietario del complejo El Mirador de la Mancha, es también el autor de otras esculturas en madera muy emblemáticas que hay en el pueblo. Una es “El Madrugador” que hizo hace más de 20 años para homenajear a los cientos de obreros de la construcción que salían de Villarrubia en autobuses antes del amanecer para trabajar en Madrid. Otra, “Los Podadores”, es un homenaje al agricultor y es un reconocimiento a la contribución de este importante colectivo en la economía local. Además, también es autor de la escultura de la Virgen de la Sierra, Patrona de la localidad, sobre dos troncos renales bicentenarios ubicados en la zona del Santuario, y del mayor Quijote del mundo, situado en el mismo Mirador de la Mancha.