Jueves, 3 Noviembre, 2022 Piedrabuena amplía a 40 familias el servicio de comedor a domicilio y reduce casi a la mitad el precio del menú diario
Las comidas se elaboran ahora en la Residencia de Mayores y no en la Vivienda Tutelada y ya no hay que recogerlas sino que se reparten en los domicilios. Esto ha permitido aumentar el número de usuarios, que de aquí a Navidad podrían alcanzar los 100, según estima el alcalde, José Luis Cabezas

Un total de 40 familias de Piedrabuena se están beneficiando ya del servicio de comedor a domicilio gracias a que se han producido cambios importantes en la gestión que han permitido aumentar el número de usuarios y disminuir el precio de los menús que, de 4,5 euros por día, han pasado a 2,55 euros. La previsión es que de aquí a Navidad accedan a esta prestación unas 100 familias.

El principal cambio, según explica el alcalde de Piedrabuena, José Luis Cabezas, es que la elaboración de las comidas, que hasta ahora se hacía en la Vivienda Tutelada, cuya infraestructura solo permitía atender a 15 familias que además tenían que recoger la comida allí, se ha trasladado a la Residencia de Mayores. “En la residencia viven 80 mayores y está equipada con una cocina industrial, esto nos permite atender a más personas”, ha afirmado.

Pero es que, además, el Ayuntamiento ha adquirido un vehículo que se ha acondicionado para que el reparto de las comidas sea en el propio domicilio de los usuarios ya que antes éstos se tenían que desplazar a la Vivienda Tutelada para recoger la comida. “Durante los 365 días del año vamos a llevar comida caliente puntualmente a personas que por diferentes motivos necesitan de esta ayuda ya que tienen dificultades para hacer la compra y para cocinar”, ha explicado.

Otra de las novedades es la reducción del precio del menú ya que de 4,5 euros diarios se ha bajado a 2,55 euros. Un precio asequible para los usuarios y usuarias que ya han manifestado su satisfacción por todas estas novedades, según ha podido comprobar de primera mano el alcalde, José Luis Cabezas, que durante estos días está visitando a estas familias para recabar opiniones y comprobar la calidad del servicio.

Cabezas ha resaltado que este servicio es posible gracias a la colaboración de las distintas administraciones que intervienen. Y es que el Ayuntamiento ha firmado un convenio con la Diputación en el que participa la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con fondos europeos. “Pocas cosas producen tanta satisfacción a un gestor político que ver que con un esfuerzo económico relativamente pequeño, unos 2.400 euros anuales por usuario, se puede mejorar la calidad de vida las personas. Además, con esta prestación hemos podido hacer un contrato parcial a una persona para realizar el reparto y hemos hecho una inversión en un vehículo y su acondicionamiento, con lo cual también hemos generado actividad económica”, ha manifestado el alcalde.