Martes, 9 Junio, 2020 Los farmacéuticos de Salud Pública recuerdan las medidas preventivas para la apertura de playas y piscinas
› No existe evidencia de que el virus que causa la COVID19 pueda transmitirse a las personas a través del agua de las piscinas. › La principal medida preventiva es el control exhaustivo y frecuente de desinfectante residual y pH en el agua de las piscinas, independientemente de su aforo durante todas las fases de desescalada.

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos, a través de la vocalía nacional de titulares, junto con la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA) han elaborado una infografía con las principales “Medidas preventivas y recomendaciones sanitarias para la apertura de piscinas y playas”.

La infografía, disponible en la página web de portalfarma.com, aborda desde cuáles son las actuaciones previas y posteriores a la reapertura de playas y piscinas, así como cuáles son las condiciones de aforo, qué servicios podrán disfrutarse y qué actividades deportivas o de recreo podrán realizarse también.

Para Claudio Buenestado, vocal nacional de farmacéuticos titulares del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, es fundamental hacer un uso responsable de playas y piscinas y cumplir con las normas de higiene establecidas para prevenir y minimizar la transmisión del SARS-CoV-2. “No hay evidencia de que el virus causante de la COVID19 pueda transmitirse a las personas a través del agua de las piscinas, siempre que se cumplan las medidas básicas de tratamiento del agua, de filtración, desinfección y tratamiento del PH”, apunta Claudio Buenestado, quien añade la importancia de reforzar las medidas de limpieza y desinfección del resto de las instalaciones, así como a las superficies de contacto más frecuente por los usuarios, prestando especial atención a hamacas, sombrillas, pomos de puerta, pasamanos, suelos y aseos.

Los farmacéuticos de Salud Pública señalan también la conveniencia de recordar a los usuarios mediante cartelería visible o mensajes de megafonía las correctas normas de higiene y prevención, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19. Además, para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios se aconseja utilizar señales en el suelo limitando los espacios.

Además de las normas de higiene habituales como lavado frecuente de manos o cubrirse la boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable o la parte interna del codo, el vocal nacional de Titulares del Consejo General, Claudio Buenestado añade otras recomendaciones específicas como no compartir toallas ni artículos para el baño o juguetes; lavar las toallas y el traje de baño al llegar a casa y vigilar a los menores para que cumplan las medidas preventivas.