Jueves, 1 Junio, 2017 El Progreso de Villarrubia de los Ojos recibió la Placa al Mérito regional en Cuenca, por contribuir al desarrollo cooperativo agrario de Castilla-La Mancha
Cesáreo Cabrera recibiendo el galardón (2i) entre Jesús Fernández Vaquero, Emiliano García-Page y Ángel Mariscal.
Cesáreo Cabrera y otros premiados del Día de Castilla-La Mancha reconocen la importancia que la autonomía ha supuesto para el desarrollo de nuestra región

Los galardonados en el Día de la Región 2017 expresaban ayer en Cuenca su agradecimiento y satisfacción por la distinción y su identificación con el presente y futuro de Castilla-La Mancha, y cada uno, desde su responsabilidad y ocupación, se mostraron satisfechos por contribuir a lograr entre todos una sociedad mejor. Entre ellos, Cesáreo Cabrera, presidente de la Cooperativa El Progreso que fue reconocida con la Placa al Mérito Regional.

El presidente de ‘El Progreso’ de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), Cesáreo Cabrera, mostró su orgullo por haber recibido la Placa al Mérito Regional por la defensa del sector cooperativista. Una “satisfacción”, destacó, el que se hayan fijado en una cooperativa que acaba de cumplir 100 años.

En este acto, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, reclamaba una región donde “el dialogo, la limpieza y el ansia de crecer” impregnen el día a día, como ya está sucediendo en la labor del Ejecutivo, que en estos dos años, “y en medio de la tormentosa vida política”, ha conseguido firmar más de 3.000 acuerdos de toda condición con multitud de organizaciones y colectivos. “Y los que quedan”, añadió, “porque el diálogo es el motor de empuje”.

De esta forma lo señalaba García-Page durante el acto institucional del Día de la Región, que en esta ocasión acogió o el Teatro Auditorio de Cuenca bajo el lema ‘Castilla-La Mancha, tierra firme’ y en el que se dieron cita más de setecientos invitados.

Necesitamos guías, personas que nos representen

Asimismo, reconoció el “bagaje” de todos los premiados, que suponen una “lección de esfuerzo, de coraje y de compromiso” para toda la región antes de recordar que el Día de Castilla-La Mancha sirve para “poner en valor a personas e instituciones” en un país que no se caracteriza por reconocer los méritos. “Hoy esta región es un poco más grande que ayer porque tiene la grandeza de reconocer a quienes son grandes”, concluyó.

Finalmente, invitó a todos los presentes a no desfallecer y a “poner freno a los obstáculos” como ya hiciera Don Quijote de La Mancha con los molinos. “Reclamamos más quijotes para unirnos en el mejor sueño, el que reflejaba la novela”, apostilló.

Ensalzan el patrimonio de la Lengua Española y el papel de Castilla-La Mancha en la Literatura Universal

En cuanto a los reconocidos como Medallas de Oro de la región, el periodista y escritor Raúl del Pozo y la filóloga Aurora Egido hablaron en nombre de todos los premiados.

Raúl del Pozo señaló que "nos ha premiado una región que mira más allá de su ombligo, al contrario que otras geografías contaminadas por la peste del nacionalismo”, a la vez que recordó como “un compañero de la prensa me preguntaba el otro día si había conciencia regional en Castilla-La Mancha y le contesté que eso de la conciencia regional es para otras latitudes. Castilla no es una región, sino un sueño, un lenguaje para toda la tierra". A este respecto, Del Pozo añadió que Castilla-La Mancha es una comunidad autónoma que “ha prosperado con la Democracia y ha conquistado el estado del Bienestar”, y recalcó que la región “hoy está en la primera línea de la defensa de la Constitución, de la unidad y la igualdad de todos los españoles”.

A lo largo de su discurso, Raúl del Pozo insistió en que “no se puede comparar esta meseta con aquella donde había pastores y gañanes, que yo he visto en mi niñez, y sobrevivían con un cacho de pan y una sardina; esto ha progresado de una manera asombrosa”. Además, dio las gracias a la tierra donde nació tras mostrar su alegría al recibir este galardón, que anteriormente ha recaído en figuras como Pedro Almodóvar, Sara Montiel o Andrés Iniesta, entre otros.

“La discreción es la gramática del buen lenguaje, que se acompaña con el uso”. Con estas palabras de Miguel de Cervantes comenzó su discurso de agradecimiento la filóloga Aurora Egido Martínez, que recibió ayer también, de manos del presidente García-Page, la Medalla de Oro de la región por su gran contribución al conocimiento de la Literatura Española.

A lo largo de su intervención, extendió el agradecimiento de todos los que fueron sido reconocidos en el acto institucional, por lo que ha puesto en valor que, en este Día de Castilla-La Mancha, las palabras de Miguel de Cervantes sirvan “para tejer una corona de discreción a nombre de los galardonados que, con su trabajo y dedicación, han devuelto con creces a la sociedad cuanto habían recibido de ella”.

En este sentido, Egido llamó a la “clara defensa del patrimonio de la Lengua Española”. Ha añadido que la Junta de Comunidades “ha tenido y tendrá siempre a la Lengua Española como norte entre sus objetivos”, por lo que recordó otros galardonados en anteriores ediciones como Tomás Navarro, Antonio Buero Vallejo y Francisco Nieva.