Miércoles, 19 Enero, 2022 El patrimonio cultural, arquitectónico y natural, y su gran Fiesta de Cruces y Mayos, protagonizan el vídeo de Piedrabuena en FITUR
El alcalde, José Luis Cabezas, confía en que esta Fiesta, que aspira a ser declarada de Interés Turístico Nacional, pueda celebrarse este 2022 con normalidad

El Ayuntamiento de Piedrabuena (Ciudad Real) vuelve otro año más a FITUR, donde expuso un video promocional, en el que se muestra el rico patrimonio artístico,  cultural y  natural, haciendo hincapié en sus Cruces y Mayos,  Fiesta de Interés Turístico Regional, que destaca por su plasticidad, colorido y singularidad y que aspira a obtener el distintivo de Interés Turístico Nacional.

El vídeo promocional, bajo el lema “Conoce Piedrabuena, conoce nuestra tierra”, da un repaso, en su primera parte, al patrimonio monumental, a sus ricos recursos naturales, especialmente la ribera del Bullaque y la Tabla de la Yedra; a sus fiestas más características como Carnaval, Semana Santa, Romería y Fiestas Patronales del Cristo de la Antigua. A sus actividades deportivas, gastronómicas y culturales, y se detiene en su reconocido inventor Mónico Sánchez.

La segunda parte del vídeo se centra especialmente en las Cruces y Mayos, Fiesta de Interés Turístico Regional, imágenes en las que puede verse la belleza de estos montajes que atraen a miles de turistas durante la primera quincena de mayo. 

El alcalde José Luis Cabezas espera que “este año puedan ya celebrarse de forma tradicional las Cruces y Mayos, que fueron declaradas en 2017 de Interés Turístico Regional, y que llevamos dos ediciones sin poder celebrar debido a la pandemia, aunque el pasado año el Ayuntamiento realizó algunas actividades para que no se perdiera la ilusión por esta tradición tan arraigada entre por los piedrabueneros y piedrabueneras, así como por visitantes de toda España, que venían hasta nuestro pueblo para disfrutar de las maravillas que crean nuestras peñas. Así en 2021, se exhibieron pequeñas cruces que se podían visitar al aire libre. Y en la medianoche de vísperas al 1 de mayo pudimos escuchar el canto de los mayeros a través de potentes altavoces que estaban repartidos por las calles de Piedrabuena”.

“Nuestro mayor deseo es poder disfrutar del olor y de la belleza que trasmiten nuestras cruces y del bello canto de nuestros mayeros este 2022”, añade Cabezas.

Las Cruces de Mayo es una tradición que se remonta al 1212, año en que Alfonso VIII encabezó la reconquista de España y desde el que se reconoce en este municipio la devoción a la Santa Cruz. Las fiestas de la Santa Cruz datan de unos años después, momento en el que comienzan a convertirse en una de las tradiciones que más raigambre y popularidad han alcanzado en este municipio, con un origen pagano en el que se veneraba la naturaleza que fue evolucionando hacia una celebración religiosa.

En Piedrabuena, en la primera quincena de mayo los vecinos reproducen altares en los que instalan dos variedades de cruces, de tela y brezo. Las de tela y brezo son colocadas en las habitaciones de las casas, o porches, unas estancias cuyas puertas se abren al visitante y que se decoran al completo con ricas telas para dotarlas de un carácter único y luminoso. La otra variedad de cruces es la que se elabora con brezo, con el que se reviste el altar central en el que se instala la cruz, con plantas de brezo florecido en color púrpura o blanco, y donde el agua, el musgo, las plantas y los animales son protagonistas en la decoración de la estancia.