Miércoles, 19 Julio, 2017 El Gobierno de Castilla-La Mancha refuerza su compromiso en la lucha contra el cambio climático dentro de la Estrategia Europea 2020
Las principales autoridades con el director de La Tribuna, responsables de Gas Natural y el presidente de FECIR
Durante la Jornada sobre Calidad del Aire organizada por el diario ‘La Tribuna’ y ‘Gas Natural’ en el antiguo Casino de Ciudad Real.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha asegurado que Castilla-La Mancha es “probablemente la Comunidad Autónoma con el aire más limpio de España”y ha reiterado el compromiso del Gobierno regional en la lucha contra el cambio climático, dentro de la Estrategia Europea 2020. Unas declaraciones que ha realizado durante la ‘Jornada sobre Energía y Calidad del Aire’, celebrada en Ciudad Real en la que ha participado junto a la delegada de la Junta, Carmen Olmedo; el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, la alcaldesa, Pilar Zamora, el director de la zona centro de Distribución de Gas Natural, Pablo Riaño, y el director de La Tribuna Diego Murillo .

El titular regional de Medio Ambiente ha manifestado que Castilla-La Mancha cuenta con un aire “muy limpio”. De hecho, Campisábalos, en la provincia de Guadalajara, es la localidad española que ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la que tienen el aire más limpio de España y la tercera del mundo. Por lo que, “podemos presumir de pureza del aire, pero eso no significa que no debamos estar en alerta”, ha matizado, según indica la nota de la Junta de Comunidades.

En este sentido, ha señalado que en Castilla-La Mancha tenemos doce estaciones de medición de calidad de aire fijas y una móvil para medir los niveles de contaminación atmosférica. Precisamente, la escasa población es uno de los factores que evita concentración de partículas nocivas en el aire y, por tanto, el viento más puro en gran parte de la Comunidad Autónoma. El mismo que ha modelado el paisaje, que ha movido los molinos de viento durante siglos y, que ahora mueve las palas de las hélices para la producción de energía eólica, sigue indicando la nota del Gobierno regional.

Otro modelo energético

Martínez Arroyo ha insistido en la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por un modelo de energía “sostenible, limpio y de futuro” que se pone de manifiesto, por ejemplo, con la Ley de Economía Circular, que va a desarrollar el Gobierno regional y que supone “reutilizar todo a la vez que se minimizan los residuos”, una Ley cuyo borrador se prevé vaya a Consejo de Gobierno antes de que acabe el año. El consejero ha pedido también al Gobierno central que se implique para alcanzar un 20 por ciento de energías renovables, teniendo en cuenta que la Unión Europeaha pedido a España que mejore en la calidad del aire. En esta materia, Castilla-La Mancha está ya en un 28 por ciento de utilización de energías limpias, por lo que ha lamentado que se pongan en riesgo. “Vivimos momentos complicados a nivel internacional, con países que dudan de la efectividad en la lucha contra el cambio climático y cuestionan los compromisos firmados previamente”, ha dicho.

Destacó además la apuesta del Gobierno regional por un modelo energético sostenible, y ha agradecido a La Tribuna el interés por abordar este asunto y ha felicitado tanto al presidente de la Diputación, como a la alcaldesa de Ciudad Real por su compromiso medioambiental en la misma dirección que el Gobierno de Castilla-La Mancha, poniendo de manifiesto la importancia de la colaboración interinstitucional.

Pablo Riaño, director zona centro de  Distribución de Gas Natural, indicaba que el gas natural es la mejor opción energética para las comunidades de vecinos. Las calderas a gas natural, tanto centralizadas como las instalaciones individualizadas, ofrecen el máximo rendimiento de la energía. Y recordaba que en Ciudad Real siguen existiendo en torno a 340 comunidades de vecinos que tienen calderas centralizadas de gasóleo. “ Si lográsemos modernizar este parque, conseguiríamos reducir en 8.346 toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera (principal gas de efecto invernadero), una cifra muy elevada equivalente a la plantación de 214.000 árboles. Además, ahorraríamos a la atmósfera más de 15.8434 Kg de óxidos de nitrógeno, 28.114 Kg de óxidos de azufre y 1.547 Kg de PM10. Por otro lado, se evitaría casi el 100% de las emisiones de partículas a la atmósfera de las actuales calderas de gasóleo y de carbón, principales causantes de los problemas respiratorios”, añadía.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha dicho que todas las instituciones tienen la responsabilidad de asumir políticas que lleven a la consecución de una mayor calidad del aire al igual que trabajan por la mejora del agua y del medio natural así como por el tratamiento de los residuos en un contexto de gestión sostenible cada vez más consolidada. Ha añadido, momentos antes de participar en un debate al que han asistido representantes del ámbito político, universitario, empresarial y profesional de la capital, que la preocupación por la calidad del aire no es patrimonio de las grandes ciudades, puesto que en las zonas rurales también se detectan emisiones y concentración de partículas nocivas, según indica la nota de la Diputación Provincial.

Pilar Zamora ha recalcado que en Ciudad Real preocupa “la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, por lo que “es esencial cuidar la calidad del aire”. En este sentido, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una serie de políticas con el objetivo de potenciar tres vías: el uso de la bicicleta, con los carriles bici; los desplazamientos a pie, con los metro-minutos para que los ciudadanos sepan las distancias que hay para desplazarse en Ciudad Real; y el uso del transporte público, con la campaña “Somos +”, con abonos más económicos para que muchas más personas utilicen el transporte público, incluso la gratuidad para mayores de 65 años, destaca en nota de prensa el Ayuntamiento de Ciudad Real.