Lunes, 16 Noviembre, 2020 El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de CLM y SEFAC Castilla-La Mancha firman un convenio de colaboración para formar a los profesionales comunitarios en cesación tabáquica
Francisco J. Izquierdo Barba, presidente del COFCAM, y Luis García Moreno, presidente de SEFAC.
De este modo, los colegiados castellano-manchegos podrán acceder al programa ‘CESAR’, diseñado por SEFAC para la prestación del servicio profesional farmacéutico de cesación tabáquica en farmacias comunitarias. El objetivo de este acuerdo no es solo mejorar la formación y prestación de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales en las farmacias de Castilla-La Mancha, sino también contribuir a mejorar el abordaje de un problema de salud pública que causa 50.000 fallecimientos al año en España.

El Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos deCastilla-La Mancha–COFCAM- y la delegación en esta Comunidad Autónoma de SEFAC, SEFAC Castilla-La Mancha, han firmado un convenio de colaboración por el cual ambas organizaciones fomentarán el desarrollo del servicio de cesación tabáquica en las farmacias castellano-manchegas.

Los cerca de 3.000 colegiados de los cinco colegios profesionales de farmacéuticos de Castilla-La Mancha podrán acceder a la formación del programa de capacitación CESAR, diseñado por SEFAC para la prestación del servicio de cesación tabáquica en las farmacias comunitarias.  El programa, protocolizado y validado científicamente, dispone de tres fases: fase teórica, fase práctica y fase clínica, y es un referente en materia de tabaquismo en el ámbito farmacéutico, consensuado también con sociedades médica de atención primaria y de neumología.

Con este acuerdo, ambas entidades no solo quieren mejorar la formación y la prestación de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales entre los colegiados de Castilla-La Mancha, sino también contribuir a paliar uno de los principales problemas de salud pública de la actualidad, como es el tabaquismo. 

“Los farmacéuticos comunitarios podemos realizar una gran labor asistencial para frenar este problema de salud pública, que en España provoca 50.000 fallecimientos anuales. De hecho, cerca de un 40 por ciento de los pacientes que acceden al servicio de cesación tabáquica en una farmacia comunitaria consigue dejar de fumar. Son datos del programa capacitación CESAR de SEFAC, que ahora permitirá a los colegiados castellano-manchegos actualizar y reforzar su formación para la prestación y gestión efectiva de este servicio”, señala Luis García Moreno, presidente de SEFAC Castilla-La Mancha.

Por su parte, Francisco José Izquierdo, presidente del COFCAM y del COF de Ciudad Real, recuerda la importancia del asesoramiento profesional para ayudar a dejar de fumar: “Está claro que los farmacéuticos podemos aportar mucho más en labores de Salud Pública, solo falta que la Administración se acuerde de nosotros. En este caso, en el que está demostrado que el seguimiento cercano y continuado del paciente en cesación, durante las cuatro primeras semanas, aumenta exponencialmente las tasas de éxito; el farmacéutico, en colaboración con el médico, puede jugar un papel clave en ese seguimiento. La farmacia tiene capacidad para asumir ese seguimiento, a todos los pacientes.”

Además de CESAR, SEFAC cuenta en la actualidad con otros cuatro programas de capacitación: alivia(prestación del servicio de ayuda para el tratamiento del paciente con dolor), epoca (cribado y abordaje de la EPOC), impachta (medida y control de la presión arterial y riesgo cardiovascular) y revisa (revisión del uso de los medicamentos). Recientemente se ha puesto en marcha las versiones actualizadas de estos programas, que incorporan posibilidades multimedia, información en constante revisión, seguimiento individualizado de los alumnos y contenidos prácticos sobre la gestión y el marketing de los servicios.