Lunes, 8 Junio, 2020 El COFCAM comunica que se han retirado cerca de 1,8 millones de mascarillas en la primera semana de reparto en las 1.265 farmacias de la región
Farmacia castellanomanchega, foto archivo.
“Nuestro único beneficio en este reparto es la salud del paciente”, afirma Francisco Izquierdo Barba, presidente del Consejo de Colegios de Farmacéuticos de CLM

CASTILLA-LA MANCHA 8-6-2020.- El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha –COFCAM- comunica que, durante la primera semana, se dispensaron en las 1.265 farmacias de la región un total de 1.755.276 mascarillas en packs de 3 unidades.

Del total de 585.092 packs dispensados en las 5 provincias, el reparto fue el siguiente:

Albacete, 122.557 packs; Ciudad Real 160.640 packs; Cuenca, 59.972 packs; Guadalajara, 58.918 packs y Toledo, 183.005 packs de tres mascarillas cada uno.

 

“El único beneficio de este reparto de casi 1,8 millones de mascarillas ha sido la salud del paciente, dentro de este programa de protección, promoción de la salud y educación sanitaria ‘Te protege, nos protege, úsala’, porque los profesionales de la farmacia realizan el reparto de forma altruista”, comenta Francisco Izquierdo Barba, presidente del COFCAM.

 

Desde el 1 de junio el Gobierno de Castilla-La Mancha y COFCAM pusieron a disposición de los castellano-manchegos en las farmacias durante todo este mes un total de 5,4 millones de mascarillas, que se pueden retirar solo con presentar la tarjeta sanitaria. Cada paquete contiene 3 unidades y su precio es reducido, oscilando entre 1 y 1,2 euros en función del tipo de tarjeta sanitaria de la que cada persona sea beneficiaria, mientras que serán totalmente gratuitas para los pensionistas.

 

Las personas que pueden retirar estas mascarillas son las beneficiarias de la tarjeta sanitaria del SESCAM, las que están aseguradas a través de Muface, del Instituto Social de las Fuerzas Armadas y de la Mutualidad General Judicial, como informaba la Junta días atrás.

 

En relación con las mascarillas, recordar que su utilización es obligatoria en espacios cerrados, vías públicas y en espacios al aire libre siempre que no sea posible mantener la distancia de seguridad de 2 metros. También se mantiene la obligación de usarla en el transporte público y en vehículos privados, siempre y cuando las personas que se transporta en esos vehículos privados no sean convivientes; por otro lado, el uso de las mascarillas está exceptuado por motivos de salud, en algunos casos por causa de fuerza mayor o por necesidad entre la población de personas con discapacidad y con dependencia en algunos supuestos.