Martes, 29 Septiembre, 2020 El Ayuntamiento de Poblete dota al Colegio “La Alameda” de 20 equipos portátiles con filtros HEPA para purificar el aire
El alcalde, Luis Alberto Lara, entrega los purificadores y los kits anti-Covid al director del CEIP La Alameda, Raúl Vicario.
Todas las aulas de este centro público, así como el comedor, contarán con un purificador de aire. El Consistorio ha invertido 6.180 euros en esta adquisición. También se han comprado 400 kits de protección individual que incluyen mascarilla e hidrogel para repartir entre los alumnos

El Ayuntamiento de Poblete (Ciudad Real) ha adquirido 20 purificadores de aire con filtro de alta eficacia (HEPA) que se distribuirán entre las distintas aulas y el comedor del Colegio “La Alameda” de la localidad, así como 400 kits anti-Covid, que incluyen mascarilla y gel hidroalcohólico, para repartir entre el alumnado.

La adquisición de las máquinas purificadoras, que se ha realizado con el asesoramiento de la investigadora pobleteña Florentina Villanueva, experta en contaminación del aire interior de la UCLM, y de los kits de protección ha supuesto una inversión total de 6.180 euros y se ha realizado para dar respuesta a la petición de las familias, madres y padres de la comunidad educativa del Colegio.

El alcalde de Poblete, Luis Alberto Lara, ha entregado esta semana al equipo directivo del centro educativo los kits y también los equipos portátiles purificadores que permitirán eliminar el 99,97% de todos los tamaños de partículas en las aulas. “Sabemos que una vía importante de transmisión del SARs-CoV-2 que se está estudiando son los aerosoles presentes en el aire y a mayores niveles de CO2 mayor es la probabilidad de transmisión si una persona infectada está en el interior. Estos filtros no inactivan el virus, pero lo retienen; creemos, y así nos lo dicen los expertos, que son una buena medida complementaria a la ventilación, sobre todo de cara al invierno ya que cuando haga más frío las ventanas no podrán estar abiertas durante todo el horario lectivo”, explica el primer edil.

Además, según explica, estos purificadores son una inversión de futuro ya que, una vez finalice la pandemia, se pueden seguir utilizando para mejorar la calidad del aire en las aulas y eliminar contaminantes (también lleva un filtro de carbón activo) y otras partículas como el polen, lo que beneficiará al alumnado que tenga alergias.

En este sentido, el alcalde ha manifestado que para el Ayuntamiento buscar soluciones e implantar medidas que puedan ayudar a mitigar los efectos de la Covid-19 y minimizar las posibilidades de contagio se ha convertido en una prioridad. “Desde que comenzó la pandemia hemos trabajado sin descanso para que Poblete sea, en la medida de nuestras posibilidades, un lugar seguro. Queremos dar respuesta y ayudar a todos los colectivos afectados por la situación, por eso hemos actuado en varios frentes y hemos actuado y actuaremos atendiendo a lo que se nos demanda tanto desde los comercios y negocios locales como desde la comunidad educativa y de otros colectivos de nuestra localidad”, ha asegurado.

El colegio de la localidad va a participar en un importante estudio de calidad del aire llevado a cabo por la UCLM en el que se va a medir el CO2 exhalado por los alumnos y material partículado (aerosoles) de distintos tamaños. También se van a analizar partículas virales en los filtros y muestras ambientales. El muestreo de ARN ambiental facilita la vigilancia sanitaria en espacios públicos, sin necesidad de recurrir a pruebas individuales. Este estudio también cuenta con el apoyo y la implicación del Ayuntamiento de Poblete.

Otras medidas de prevención e higiene

Las máquinas purificadoras de aire se suman al resto de medidas que se han puesto en marcha en el CEIP “La Alameda” para minimizar el riesgo de contagios. Una de ellas ha sido la instalación de dos termodetectores que ha comprado el Ayuntamiento para tomar la temperatura a cada persona que acceda al centro mediante reconocimiento facial. En el caso de que se detecte 37,5 o más la persona afectada será aislada en lo que se ha denominado Aula COVID (de forma discreta para evitar estigmatización) donde permanecerá hasta que los servicios sanitarios indiquen cómo proceder.

También se ha reforzado la limpieza durante el horario escolar ya que, además del conserje, se ha dotado al centro con una persona para realizar tareas de higiene. A nivel operativo, además, se han reorganizado las entradas y salidas, por distintos accesos y de forma escalonada; se han marcado itinerarios seguros; se ha implantado la higiene de manos cinco veces al día y se ha parcelado el patio para que los recreos se realicen con distancia de seguridad.

Respecto a la limpieza, además del conserje, habrá una persona que permanecerá durante todo el horario escolar realizando tareas de higiene y además se reforzará la limpieza general de por la tarde. Habrá gel hidroalcohólico en todas las aulas y dispensadores automáticos repartidos por distintas zonas del colegio.