Miércoles, 5 Febrero, 2020 El AOVE de la DOP Montes de Toledo cautiva a los futuros profesionales de la gastronomía vasca
El director de la DOP Montes de Toledo durante la cata comentada en la ESHBI
La DOP dio ayer a conocer el aceite de oliva virgen extra de su nueva cosecha 2019 a estudiantes y profesores de la Escuela Superior de Hostelería de Bilbao

El AOVE certificado por la Denominación de Origen Montes de Toledo aspira a hacerse un hueco en el paladar de los consumidores del País, una de las regiones del país en cuyos hogares más aceite de oliva virgen extra se utiliza, según el último Informe de Consumo Alimentario en España.

Por esta razón, presentaron ayer su aceite de la nueva cosecha 2019 a estudiantes y profesores del ciclo de Cocina-Gastronomía de grado medio, y de Dirección de Cocina, y Dirección de Servicios de Restauración de grado superior, de la Escuela Superior de Hostelería de Bilbao, así como a medios de comunicación vascos, que pudieron comprobar de primera mano el elegante amargor, el intenso frutado y la justa sensación de picante de este aceite cornicabra, que cuenta con un elevado contenido en polifenoles y antioxidantes, propios de esta variedad.

El director de la DOP Montes de Toledo, Enrique García Tenorio, que ha dirigido la cata comentada, ha explicado los futuros cocineros y empleados de sala no solo las peculiaridades de este AOVE, sino aspectos básicos como los procesos de extracción de este zumo de aceituna, cómo saber diferenciar un aceite de oliva refinado, de un virgen, o de un virgen extra que reúne las características exigidas para ser considerado como tal, o por qué este tipo de aceite es esencial dentro de una alimentación saludable.

Una forma novedosa de trasladar el sabor único de este aceite cornicabra 100% al norte de España, concretamente al País Vasco, donde no es muy común realizar catas de este producto pese a ser una de las regiones del país en cuyos hogares más AOVE se utiliza, junto a Andalucía, Comunidad de Madrid, Extremadura, Galicia, así como Cantabria o La Rioja fueron las que más consumieron AOVE el pasado año, según el citado informe del Ministerio de Agricultura.

Pese a que, la escuela acoge frecuentemente catas de todo tipo de productos como vino, cervezas, destilados e incluso vinagres, esta es la primera vez que recibe la visita de una Denominación de Origen de Aceite de Oliva Virgen Extra procedente de Castilla-La Mancha. Algo que, el director de la DOP cree que ”es fundamental para quienes estudian hostelería, pues serán quienes tomen en el futuro las decisiones en las cocinas sobre qué productos utilizan en cada uno de sus platos, conozcan nuestro aceite y las posibilidades que les ofrece tanto si hablamos de sabor como de cualidades en la cocina y de  propiedades cardiosaludables y antioxidantes, que son muchas en este producto que es uno de los pilares de la Dieta Mediterránea”.

En la misma línea de trabajo, esta denominación de origen ha invitado también a medios, blogueros y restauradores de la región a descubrir este AOVE, certificado por esta DOP, tras ser recolectado en una zona de gran valor ecológico dentro de cuyos límites se encuentra el Parque Nacional de Cabañeros, entre las provincias de Toledo y Ciudad Real.

García Tenorio ha destacado las principales cualidades organolépticas de “un aceite de color verde esmeralda que presenta en nariz un intenso frutado verde hierba y hoja de olivo propio de la variedad, que atrae inicialmente por su gran frescura y ausencia total de defectos, para mostrar posteriormente notas vegetales a tomate y tomatera, alcachofa y rúcula, junto a otras frutales entre las que destaca la manzana y la alloza, todo ello en una intensidad única”.

La Escuela Superior de Hostelería de Bilbao (ESHBI), fundada en 1991, cuenta actualmente con unos 230 alumnos entre todas sus ramas de enseñanza y, en los últimos años concentran sus esfuerzos en potenciar y fomentar proyectos como el Laboratorio de Innovación Gastronómica, donde ha tenido lugar esta cata, en pro de los futuros profesionales del sector. Una formación altamente valorada en la región, donde la hostelería y el turismo gastronómico son dos de los principales motores económicos. Pese a que, la escuela acoge frecuentemente catas de todo tipo de productos como vino, cervezas, destilados e incluso vinagres, esta es la primera vez que recibe la visita de una Denominación de Origen de Aceite de Oliva Virgen Extra procedente de Castilla-La Mancha.

Fundación DOP Montes de Toledo

La Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montes de Toledo es el organismo de control reconocido para los aceites amparados por esta DOP que utilizan la variedad cornicabra  y el único del país que incluye en su etiqueta el logotipo de la Fundación Dieta Mediterránea. A ella se encuentran asociados más de diez mil agricultores y 31 empresas productoras y envasadoras de aceite de oliva de las provincias de Toledo y Ciudad Real que han obtenido la certificación de sus productos de acuerdo con la norma UNE-EN ISO/IEC 17065, estando incluidos dentro de la zona de la  DOP 106 municipios de la provincia de Toledo y 22 de la provincia de Ciudad Real.

Esta certificación está avalada por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para la certificación del producto amparado, pudiendo garantizar gracias a ello la competencia técnica, independencia e imparcialidad requeridas por la norma.