Jueves, 28 Enero, 2021 Crece la recogida de residuos sólidos urbanos en 2020, en el área del Consorcio de RSU de Ciudad Real
En recogida de envases, RSU Medio Ambiente ha crecido casi en un 50% en los últimos cinco años
Se invierte la tendencia de los últimos años, al crecer el consumo domiciliario.

El 2020 ha sido atípico hasta para la recogida de residuos en la provincia de Ciudad Real, ya que se ha invertido la tendencia, y ha crecido, por desgracia, el volumen de toneladas de residuos generados, al encerrarnos todos en casa y haber más consumo domiciliario. También, la aplicación de mayores y más estrictas medidas de prevención  de riesgos laborales anticovid, en las plantas de tratamiento durante el Estado de Alarma, hizo reducir la eficiencia en la recuperación de los residuos en dichas  plantas.

Un total de 167.865 toneladas de residuos sólidos urbanos se han generado por todas las fracciones en 2020 en los 92 municipios del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad Real, RSU Medio Ambiente, cifra que invierte, desgraciadamente, la dinámica de decrecimiento de los últimos años, de modo que la media de recogida por habitante y día crece situándose en 1,27 kilos por habitante y día, cuando en 2019 fue de 1,24 k/día, equivalentes a 467 kgs. anuales por habitante, situándose prácticamente al mismo nivel que en 2017.

Durante 2020, se han generado cerca de 168.000 toneladas, incluyendo la recogida de Fracción Resto y de Envases Ligeros de Puertollano, lo que representa  un crecimiento anual de un 2,67% más. Sin contabilizar la recogida de Puertollano, sería un 3,07% más.

Destacar este año el crecimiento en la recogida del contenedor domiciliario de fracción orgánica y resto. Así, esta fracción ha crecido hasta las 144.382 toneladas, lo que supone un 2,34% más con respecto al año pasado. Recordar que este contenedor está cambiando su color a gris para evitar confusiones con el contenedor de vidrio.

La presidenta del RSU Ciudad Real, María Fresneda subraya como se ha invertido la tendencia de los últimos años, por desgracia. “Nos hemos encerrado en casa y consumido más, lo que ha traído consigo una mayor recogida domiciliaria durante la primavera por el Estado de Alarma, lo que sin duda ha influido en el resultado global del año”.

Incide además en como, las medidas estrictas anticovid de prevención  de riesgos laborales en las plantas de recuperación, del Centro de Tratamiento de RSU en Almagro, hicieron reducir la eficiencia en la recuperación de residuos en las plantas.

Importante crecimiento en el contenedor amarillo y puntos limpios

Sigue la curva ascendente en el contenedor amarillo, de envases, donde se han recogido 5.960 toneladas, o sea un 10,6% más que en 2019, recuperándose de ellas 5.022 un 3,72 % más que en 2019. En el total de los últimos cinco años se experimenta un crecimiento de recuperación de casi el 49%.

En Puntos Limpios, la recogida alcanza las 6.857 toneladas, experimentando un fuerte crecimiento de un 18,67% respecto al año anterior, y mucho más en el global de los 5 años, exactamente un 37,14 %.

Sorprenden también los datos del contenedor verde, vidrio, pese a las dificultades del canal HORECA por la pandemia. Así se han recogido 5.029 toneladas, incrementándose la recuperación en un 4,13%, cantidad recuperada que sube hasta las 5.166 toneladas al sumar lo recuperado de la bolsa de basura ordinaria en nuestra planta de tratamiento. El margen de crecimiento en los 5 años, del 2016 al 2020, aumenta hasta el 25,54%. La razón de este incremento radica en la aportación de la recogida industrial (bodegas) de este material

Por el contrario en 2020 baja la recogida del contenedor azul, papel y cartón, que ha disminuido en un -12,53 por ciento, alcanzándose las 5.627 toneladas, cifra que se eleva a las 6.094 toneladas al añadirse lo recuperado en planta procedente de la bolsa de basura general. Aún así, si extrapolamos la cifra al resultante de los últimos 5 años, ha crecido la recuperación de papel/cartón en total cerca del 3%. Aunque se ha notado la menor recogida de papel cartón en centros oficiales, probablemente debido al parón ocurrido en su actividad en los meses del estado de Alarma de primavera.

La producción del bioestabilizado (similar al antiguo compost que antes se utilizaba para la agricultura, y ahora para otros usos) decrece en 2020 con respecto a 2019 en un 1,8%, rondando las 49.600 toneladas recuperadas. Por el contrario en el global de los últimos cinco años la producción del mismo crece en un 284,92%.

En otros materiales, se han recuperado 95 toneladas, casi un 48% menos que el año pasado, aunque en el global del quinquenio ha crecido la recuperación en u n 227,59%. Y baja de forma importante la recogida en pilas, recuperándose 10 toneladas, un 28,57 menos.

En total, de las 167.865 toneladas generadas, se han recuperado 72.829 toneladas, o sea el 43,39 % del total, por lo que este 2020 la cifra ha disminuido en un 3,84%, aunque representa un crecimiento de casi 505% en el global de los 5 años.