Viernes, 14 Agosto, 2020 Comienza la vendimia en El Progreso de Villarrubia de los Ojos y VIDASOL
Mercedes Millán en Fenavin 2019 con el presidente y otros responsables de El Progreso
La villarrubiera Mercedes Millán, nueva directora comercial de VIDASOL

Una cosecha mejor que el año pasado, sin llegar a alcanzar la recogida de un año normal, y un producto de alta calidad, serán la tónica dominante en la vendimia en la cooperativa El Progreso de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real), que comienza esta semana con la uva Chardonnay, a la que seguirá el tinto de secano.

La Chardonnay, en próximos días, y luego la Tempranillo de secano se cosecharán por parte de los más de 2.300 socios de El Progreso, una de las principales productoras y exportadoras de Europa. “Esta vendimia se espera que sea inferior a una cosecha normal, aunque mejor que la del año pasado, y podría oscilar por los 80 millones de kilos de uva, un 25% más que en 2019”, según comenta su presidente Jesús Julián Casanova.

Este lunes los técnicos enólogos de El Progreso realizaron la última de las prospecciones de campaña sobre el terreno, que vienen realizando desde semanas atrás, observando que “la calidad del fruto es excelente porque las cepas están más descargadas”, dice su director técnico Juan Nieto.

Después se recogerán las variedades Merlot y Syrah, así como la Tempranillo de regadío, en torno a los últimos días de agosto. A continuación, vendimiarán las variedades Verdejo y Macabeo, la Cabernet Sauvignon y la Airén.

En septiembre, se generalizará al resto de variedades. Las variedades de uva que recolecta El Progreso son Macabeo, Verdejo, Airén, blanco ecológico, Cencibel o Tempranillo secano, Cencibel o Tempranillo regadío, tinto ecológico, Syrah, Merlot, Garnacha Tintorera, Petit Verdot, Cabernet Sauvignon y Graciano.

Si algo va a caracterizar también a esta vendimia será el Plan de Contención por la COVID19. La cooperativa está adecuando la bodega para cumplir todos los protocolos de seguridad tanto en las descargas de uva, como en el proceso interno de la bodega. Un protocolo estricto, riguroso y preventivo, pensado para que no ocurra nada en vendimia, y evitar contagios, estableciéndose turnos y ambientes diferentes para que, “en caso de que ocurriera, afectara la cuarentena al mínimo personal posible”, comentaba Casanova.

Buenas perspectivas también en VIDASOL, que estrena directora comercial

La vendimia comienza también en VIDASOL, la cooperativa de 2º Grado o grupo comercializador que preside Jesús Julián Casanova e integran las cooperativas El Progreso, Los Pozos de Daimiel, Oleovinícola Campo de Calatrava de Bolaños de Calatrava, las tres de la provincia de Ciudad Real; y Castillo de Consuegra y Cristo del Prado de Madridejos, ambas de la provincia de Toledo.

Según indica la nueva directora comercial, Mercedes Millán, se calcula que este grupo comercializador podría cosechar unos 150 millones de kilos también de un producto de alta calidad y muy saludable.

Mercedes Millán cuenta con una amplia experiencia en el área de Exportación de El Progreso, desde hace unos 15 años. Licenciada en Filología Inglesa, con amplia trayectoria comercial y exportadora, a sus 43 años significará un nuevo impulso para el grupo VIDASOL.

Vídeo actual de prospecciones: https://www.youtube.com/watch?v=_0rCO1gXwUc