Miércoles, 24 Enero, 2018 Varias generaciones de villarteros viven con intensidad la mezcla única de pólvora, devoción y lágrimas de emoción en las multitudinarias #Paces2018
Uno de los momentos más emotivos de la procesión ha sido la Operación 2.000, con el lanzamiento de 2.000 docenas de cohetes.
Más de 200.000 cohetes se han lanzado al cielo de Villarta de San Juan (Ciudad Real) por una veintena de peñas, así como por particulares, tanto durante la tradicional procesión hacia la Iglesia Vieja, como en la brillante Operación 2.000

Varias generaciones de villarteros han vuelto a vivir, un año más, la mezcla única de pólvora, devoción y lágrimas de emoción que la tradicional fiesta de Las Paces ha llevado a las calles de Villarta de San Juan (Ciudad Real), durante su día grande en honor de la patrona, la Virgen de la Paz, en el que se lanzan al cielo más de 200.000 cohetes.

Para vivir este año una fiesta que tiene más de cinco siglos de historia, la alcaldesa de la localidad, Felicia Bascuñana, ha estado arropada por los miembros de la Corporación, así como del senador ciudadrealeño Miguel Ángel Valverde, y el subdelegado del Gobierno en Ciudad Real, Juan José Jiménez Prieto.

Bascuñana, que ha atendido a los medios justo después de la misa y momentos antes del comienzo de la procesión, ha deseado a los vecinos de la localidad y a sus visitantes que se cumplan cada uno de los deseos que han acompañado a los cohetes lanzados por particulares y por los más de 300 miembros de la veintena de peñas que han precedido a la virgen en su recorrido por la localidad, durante casi seis horas, pus ha finalizado a las 17,40.

Agradecimientos de la alcaldesa

La alcaldesa, además, ha agradecido su esfuerzo a Peñas, Banda de Música, reina y damas y el importante dispositivo de seguridad, integrado por varios vehículos de Protección Civil de la comarca, Cruz Roja, Bomberos, Policía Local y Guardia Civil, que han velado por la seguridad de un evento que ha culminado sin incidentes de relevancia, tal y como ha señalado el jefe de la Policía Local, Miquel Ángel Reguillo.

Por su parte, el senador ciudadrealeño y alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, se ha mostrado muy ilusionado e impaciente por disfrutar por primera vez de esta celebración, además de pedir “que todos los deseos pedidos por los villarteros se conviertan en buenas cosas para todos”. Juan José Jiménez Prieto, en representación del Gobierno de España, ha felicitado a los villarteros y visitantes en estas fiestas, porque, como ha subrayado, “da gusto ver a un pueblo reunido en torno a los mejores deseos de amistad, fraternidad y paz”.

Durante la misa en honor a la patrona, celebrada en la Iglesia Nueva y oficiada por varios sacerdotes de la comarca, ha destacado la homilía de Juan Carlos Troya y el canto de la Salve. En la homilía, el párroco de Villarta ha recordado que “la vida es un camino, en el que importa llegar a la meta de la mejor manera posible”, una vida que ha animado a disfrutar sin olvidarse del cuidado y atención hacia los mayores y las personas enfermas, al tiempo que ha mostrado su confianza en que “la devoción a la virgen de la Paz vaya más allá de estas fechas festivas”.

Uno de los momentos más emotivos de la mañana ha llegado con el lanzamiento de globos blancos al cielo, una iniciativa de la que se han vuelto a encargar, un año más, las asociadas de Afammer, y que ha marcado el comienzo de la procesión, con miles de rostros siguiendo la estela blanca marcada por los globos. A partir de ahí, con los miembros de las peñas como maestros de ceremonias, deseos y agradecimientos no han cesado de salir de sus manos hacia un cielo que no ha cedido espacio a la niebla.

Finalmente, la Operación 2.000 se ha desarrollado con absoluta normalidad, después de que el vecino Diego García Palomares haya sido el encargado de darle al botón que ha permitido que 2.000 docenas de cohetes hayan coronado el horizonte, frente a la virgen, durante algo más de un minuto y medio.

Esta edición ha sido la segunda celebrada como Manifestación Festiva de Carácter religioso, cultural o tradicional, con uso de pirotécnica a celebrar en Castilla-La Mancha tras la declaración como tal por el DOCM el pasado 16 de mayo de 2016, algo que ha supuesto que el recorrido procesional haya ido más controlado. De este modo, las peñas han sido dirigidas por la Asociación de Peñas Coheteras y la Asociación Operación 2000, bajo la supervisión de la Policía Local.

Las #Paces2018, protagonistas en redes y en los medios

Precisamente, la Virgen y la intensa actividad de las peñas coheteras han sido protagonistas en las redes sociales, con hastag como #Paces2018 y #emociónPaces, puesto que los vecinos de todas las edades se ha encargado de captar y compartir con sus dispositivos la intensidad de esta celebración única.   

Del mismo modo, también los medios de comunicación han vuelto a dar cuenta de esta fiesta, entre ellos, medios impresos y digitales, y las teles de la provincia, junto a la televisión pública regional, cuyo magazine “Ancha es Castilla-La Mancha” ha rodado en sus calles.

La procesión ha terminado con la tradicional Puja de Brazos de la Virgen, en la que los villarteros han mostrado su interés por portar a la Patrona en su entrada a la Iglesia.