Viernes, 30 Noviembre, 2018 Quesos Rocinante apuesta por una imagen renovada que busca un nuevo perfil de consumidor
La presentación ha tenido lugar esta mañana en la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid.
Esta empresa ciudadrealeña, con más de 50 años de historia y que vende su queso en medio centenar de países del mundo, ha presentado hoy en la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha en Madrid un nuevo logotipo en el que el caballo de Don Quijote sigue siendo el protagonista, aunque ahora mucho más libre y sin ningún tipo de aperos ni ataduras, a diferencia de la imagen anterior, como destaca el gerente de la empresa, José Antonio Ruiz-Valdepeñas El nuevo logo “subraya la modernidad con la que queremos mostrar nuestra apuesta definitiva por la I+D+i y que estamos más cerca de los nuevos consumidores, más exigentes con la calidad y que cuidan su alimentación de manera prioritaria”

Quesos Rocinante ha presentado hoy su nueva imagen de marca en uno de sus principales mercados, el madrileño, a periodistas, clientes y distribuidores, en un acto durante el que han disfrutado del sabor de esta marca con más de 50 años de historia, cuya fábrica está en Malagón (Ciudad Real).

En la sede de la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha en Madrid, José Antonio Ruiz-Valdepeñas, gerente de Industrial Quesera Cuquerella, acompañado por Juan Manuel Martín Mora y David Gomez Rico, responsables de Exportaciones de la empresa,  ha mostrado el nuevo etiquetado de Quesos Rocinante, con el que “queremos transmitir modernidad y la fuerza de un nuevo impulso que estamos intentado dar a nuestra empresa”, al tiempo que se mantiene la tipología del nombre de la marca, creada en 1973, “con el objeto de mantener aquella esencia que existía hace casi 50 años y que sigue siendo la misma”.

Según Ruiz-Valdepeñas “con este nuevo caballo que nos identifica queremos transmitir también pureza y libertad, sin ningún tipo de ataduras, un caballo salvaje que representa esa libertad, a diferencia de nuestro antiguo caballo, que sí llevaba todo tipo de aperos”, un concepto que se subraya también con el color rojo predominante, “otro sinónimo de fuerza” para nosotros.

De este modo, “queremos mostrar nuestra apuesta definitiva por la modernidad y la I+D+i, además de situarnos más cerca de los nuevos consumidores, más exigentes con la calidad y que cuidan su alimentación de manera prioritaria”.

Ruiz-Valdepeñas ha avanzado que “nuestros proyectos de empresa están enfocados en el I+D+i siguiendo dos líneas principales de trabajo: por un lado, la relativa a todos nuestros productos, en aquello que se refiere a su elaboración sin aditivo alguno, salvo el cuajo, imprescindible para elaborar el queso, y la sal, que actúa para formar su corteza”.

Por otro lado, como resalta el gerente de industrial Quesera Cuquerella, la empresa está trabajando en la elaboración de queso en combinación con otros productos de la tierra, como trufa, hongos, etc.

Industrial Quesera Cuquerella, cuyos quesos han sido galardonados hace unos días en los World Cheese Awards con una medalla de oro y otra de plata, goza ya de una gran reputación a nivel internacional, estando presente en más de 50 países. Además, como resalta Ruiz-Valdepeñas, “estamos trabajando duramente para que ese reconocimiento existente a nivel internacional sea patente también en nuestro mercado nacional”.

Tras la presentación de la nueva imagen, los invitados han podido disfrutar de diferentes variedades de queso fabricadas en esta empresa con sede en Malagón (Ciudad Real).