Sábado, 1 Diciembre, 2018 Los madrileños disfrutan del sabor intenso de Quesos Rocinante en varias catas públicas
David Gómez, uno de los responsables de Exportación de la empresa, durante la cata comentada.
La empresa ciudadrealeña, con más de 50 años de historia y que vende su queso en medio centenar de países del mundo, ofreció ayer a los consumidores madrileños, en la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha, una oportunidad para descubrir la calidad de sus productos en sendas catas repletas de público

Los consumidores madrileños disfrutaron ayer del intenso sabor de los diferentes productos de Quesos Rocinante, durante dos catas públicas que se celebraron en la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid, con gran afluencia de público.

 

El mercado madrileño es uno de los principales objetivos de esta empresa con más de 50 años de historia, cuya fábrica, Industrial Quesera Cuquerella, se encuentra en Malagón (Ciudad Real) y ya vende sus productos en 50 países del mundo.

 

Precisamente, durante la mañana del viernes, periodistas, clientes y distribuidores, conocieron la nueva imagen de marca de Quesos Rocinante, una revisión del logotipo creado en 1973 con la que, como explicó José Antonio Ruiz-Valdepeñas, gerente de Industrial Quesera Cuquerella, “queremos transmitir modernidad y la fuerza de un nuevo impulso que estamos intentado dar a nuestra empresa”, al tiempo que se mantiene la tipología del nombre de la marca, “con el objeto de mantener aquella esencia que existía hace casi 50 años y que sigue siendo la misma”.