Miércoles, 15 Noviembre, 2017 Los fármacos biosimilares tienen la misma regulación y exigencias que el resto de fármacos, según se afirmó en el COF Toledo
El vocal de oficina de Farmacia, la presidenta del COF y la ponente
La presidenta del Colegio, Ana María Rodríguez, presentó a la ponente de la 8ª conferencia del COF de Toledo del Curso de Atención Farmacéutica

Cuando el formato biológico del fármaco pierde la patente, nace el biosimilar, que, en esencia, es el mismo principio activo que su fármaco de referencia, demostrado ante la Agencia Europea del Medicamento. Sobre este tema versó la octava conferencia del Curso de Atención Farmacéutica que impartió ayer tarde el Colegio de Farmacéuticos de Toledo.

 

La presidenta del Colegio, Ana María Rodríguez, acompañada del vocal de Oficina de Farmacia, José Luis Longobardo, presentaron a la doctora Luisa Bermúdez de Castro, miembro del departamento médico de Kern Pharma, encargada de dar la charla.

 

Luisa Bermúdez de Castro habló de los mitos y realidades sobre los fármacos biosimilares. Explicó esta experta como “cuando el formato biológico pierde la patente, pues nace el biosimilar, que es, en esencia, el mismo principio activo que su fármaco de referencia, demostrado ante la Agencia Europea y Española del Medicamento, que les exigen numerosos estudios que demuestran esta comparabilidad.

 

Bermúdez de Castro repasó la regulación de estos fármacos, con los que se trabaja desde el año 2006, qué requisitos se necesitan a la hora de ser aprobados.

 

Y luego mostró dos ejemplos concretos que afectan a la farmacia hospitalaria y otro a la farmacia comunitaria, viendo como se traduce la teoría a la práctica en estos dos ejemplos.

 

Bermúdez contó también de forma contrastada y regulada que existe un mito no real de que son fármacos menos regulados, cuando no es así, pues tienen las mismas exigencias que el resto de fármacos por parte de las Autoridades Sanitarias.

 

Indicando asimismo como “una realidad es que es más barato pero no queremos que se quede solo en tema de precio, sino que además aporta poder tratar a más pacientes de forma más temprana, aporta innovación, favorece la competencia y las novedades”.

 

Esta especialista destacó la importancia de la farmacia comunitaria sobre los fármacos biosimilares. “La farmacia comunitaria es clave porque es referente para el paciente, ya que se trata del primer eslabón donde va el paciente a recibir información y consejos, y el farmacéutico tiene que estar perfectamente formado en todas las nuevas tecnologías y fármacos para dar el mejor consejo al paciente”, dijo.