Martes, 28 Mayo, 2019 Los farmacéuticos de Ciudad Real se forman para impulsar el uso correcto de inhaladores en asmáticos
El doctor Jesús Borja Segada, durante la conferencia.
El Colegio Oficial de Farmacéuticos ha acogido una conferencia en el que los asistentes han actualizado sus conocimientos sobre asma y EPOC, así como el uso de los distintos dispositivos de inhalación que existen en el mercado

Una treintena de farmacéuticos de la provincia de Ciudad Real han participado recientemente en una conferencia sobre asma y EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) en la que, además de actualizar sus conocimientos sobre estas patologías, han podido formarse en el manejo de los distintos tipos de inhaladores que existen en el mercado.

La conferencia, celebrada en la sede del Colegio Oficial de Farmacéuticos y patrocinada por el Laboratorio AstraZeneca, ha corrido a cargo del alergólogo del Hospital General Universitario de Ciudad Real, el doctor Jesús Borja Segade, que además de hacer una introducción a la patología asmática y su prevalencia, ha abordado cuáles son los fármacos que se utilizan para su tratamiento, así como el “desafío” que supone el uso de los inhaladores.

Por este motivo, el doctor ha impartido también un taller formativo sobre los distintos tipos de inhaladores que hay en el mercado a través del que los farmacéuticos asistentes han podido completar su formación para el manejo correcto. “El uso del inhalador es un desafío tanto para el especialista como para el médico de Atención Primaria porque los inhaladores tienen una técnica que no es muy compleja, pero requiere pasos muy estrictos”, ha dicho.

En este punto, Jesús Borja Segade ha resaltado el importante papel que puede jugar el profesional de la farmacia a la hora de enseñar al paciente cómo utilizar el inhalador. “El farmacéutico puede complementar la labor del médico que, en la mayoría de las ocasiones, no tiene tiempo, contribuyendo a enseñar cómo se utiliza haciendo un refuerzo de la técnica”, ha asegurado.

Sobre el asma

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias que cursa con hiperrespuesta bronquial y una obstrucción variable del flujo aéreo. Esto significa que ante diferentes estímulos como el frío, el ejercicio o sustancias que producen alergia los bronquios se inflaman y disminuyen su diámetro, cerrándose de forma reversible. Sus síntomas más comunes son la sensación de falta de aire o disnea, la tos, la sensación de opresión en el pecho y silbidos en el pecho.

Aunque puede aparecer a cualquier edad, es más frecuente que se inicie en la infancia, normalmente relacionada con un componente alérgico. Otros factores que influyen en el desarrollo del asma infantil son los antecedentes de asma y tabaquismo en los padres, especialmente en la madre.

Se estima que el asma afecta a alrededor del 5% de la población mundial, cerca de 300 millones de personas. En el caso de los niños el asma es todavía más frecuente, con una prevalencia mayor del 10%. El asma es responsable de unas 250.000 muertes anuales, sobre todo en regiones de peor nivel sanitario.