Martes, 25 Septiembre, 2018 Las farmacias de Toledo podrán implantar un servicio profesional para ayudar a sus pacientes a dejar el tabaco
Guillermo Estrada, Ana María Rodríguez y Andrés Zamorano
El Colegio Oficial de Farmacéuticos ha presentado hoy, con motivo del Día Mundial Farmacéutico #DMF2018, el nuevo programa “Dejar de fumar”, en el que colaboran la sociedad científica SEFAC y facultativos del Hospital Virgen de la Salud

TOLEDO, 25-9-2018-. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, en colaboración con la sociedad científica SEFAC, médicos de Atención Primaria y neumólogos del Hospital Virgen de la Salud toledano, así como la farmacéutica Pfizer, establecerá el nuevo servicio profesional farmacéutico “Dejar de fumar”, con el objetivo de implicarse en la promoción de la salud pública, en la prevención de la enfermedad y en la educación en hábitos saludables.

El servicio se ha presentado hoy en rueda de prensa con motivo del Día Mundial Farmacéutico, que este año se celebra bajo el lema “Los farmacéuticos: tus expertos en medicamentos”, efeméride en la que el colectivo también quiere a dar a conocer su compromiso con el impulso a los servicios profesionales farmacéuticos y la colaboración con el resto de sanitarios.

En cuanto al nuevo servicio que está previsto que funcione desde la segunda quincena de diciembre, tras un periodo formativo online y presencial de los profesionales que arrancará en diciembre, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Toledo, Ana María Rodríguez Alonso, ha indicado que la voluntad del nuevo servicio es evaluar la dependencia del paciente, así como hacerle un seguimiento y servirle de apoyo hasta que consiga dejar el hábito.

Como ha subrayado, “toda la labor que se hace desde la farmacia es siempre con voluntad de sumar para mejorar la salud del paciente, una labor asistencial que pretendemos ejercer cada día desde nuestras farmacias, siempre en colaboración con el resto de profesionales sanitarios”.

En cuanto al Día Mundial ha resaltado que éste persigue poner en valor todas las áreas de trabajo que se realizan dentro de la profesión, desde la investigación hasta la propia atención desde la oficina de farmacia, la faceta más conocida.

En la comparecencia ante los medios, el vocal de Docencia e Investigación y vocal de SEFAC, Guillermo Estrada Riolobos, ha asegurado que el servicio ‘Dejar de Fumar’ continúa con dos grandes objetivos que desde la Consejería de Sanidad se marcaron como prioritarios en el ámbito de la salud regional, como son la prevención de la obesidad y la lucha el tabaquismo. En relación con la obesidad, y en una primera fase de detección del riesgo cardiovascular, ­­­­­la campaña emprendida ya en los colegios toledanos se ha saldado con un gran éxito y más de 400 pacientes atendidos, “y es ahora cuando emprendemos la lucha contra el tabaquismo”.

Como ha señalado, “hay algunos pacientes que no pueden ir al médico para dejar de fumar, por lo que nuestro servicio busca responder a las necesidades de estos pacientes, de modo que si alguien quiere dejar el hábito hoy tengan a un profesional accesible formado que pueda ayudarle”.

El médico de Atención Primaria y vicepresidente del Comité Nacional para la prevención del Tabaquismo, Andrés Zamorano Tapia, ha señalado que el nuevo servicio permitirá luchar contra una lacra que en Castilla-La Mancha lanza datos muy preocupantes, pues en esta comunidad “se fuma un 6% más que en el resto del país, el 37% de la población de 15 a 64 años, según el Observatorio de Drogodependencias de Castilla-La Mancha, realizado en 2017”.

Este médico, que pasa consulta en el municipio toledano Cabañas de la Sagra, señala que “el trabajo de prevención del tabaquismo es una prioridad para nosotros, para contribuir a reducir el sobrecoste social que supone el consumo y, hasta ahora, el 40% de personas que deciden dejar de fumar, lo consigue”.

Día Mundial del Farmacéutico

Hoy martes 25 de septiembre los 844 farmacéuticos colegiados en Toledo celebran su día mundial, conmemoración organizada por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), y para ello se ha colocado una gran pancarta conmemorativa en la fachada del Colegio. La conmemoración de hoy es, para este colectivo, una oportunidad para  dar visibilidad a la labor asistencial que presta el farmacéutico y su labor en pro de la salud de los ciudadanos. Es ahí, en ese espíritu, donde se enmarca el nuevo servicio profesional que se presenta hoy en el COF.

El servicio “Dejar de Fumar” se implantará en aquellas oficinas de farmacia que deseen mejorar su calidad asistencial, utilizando para ello un protocolo normalizado de trabajo. El servicio lo prestará un farmacéutico capacitado cuya misión será concienciar, apoyar y acompañar al fumador en el abandono del consumo de tabaco.

Para su puesta en marcha en la oficina de farmacia, tras el periodo formativo online y presencial, el profesional farmacéutico dispondrá de un protocolo normalizado de trabajo, materiales para entregar al paciente y un sistema de registro de documentación electrónico.

El procedimiento comienza con la oferta del servicio desde la farmacia comunitaria, una vez que el paciente acepta y da su consentimiento se lleva a cabo una atención continuada mediante la realización periódica de entrevistas clínicas entre el paciente y el farmacéutico, en las que éste obtiene información sobre las características del paciente en relación con su adicción. El farmacéutico informa, aconseja, motiva, interviene según las necesidades del fumador, ayuda y acompaña al paciente en el proceso de dejar de fumar. En caso de que fuese necesario se deriva al médico para facilitar la deshabituación mediante tratamiento farmacológico.

Además de esos pacientes que quieren dejar de fumar, desde la farmacia se tratará de concienciar de la importancia del abandono del consumo de tabaco a aquellos fumadores que no se plantean dejarlo.

El tabaquismo en nuestro país es, en la actualidad, la primera causa aislada de enfermedad evitable, invalidez y muerte prematura. Cada año más de 50.000 personas mueren prematuramente en España debido al consumo de tabaco. La mitad de las personas que mueren debido al tabaquismo han perdido una media de 20 años de vida, y muchas más personas y familiares ven seriamente disminuida la calidad de los años vividos.

La exposición al humo de tabaco aumenta el riesgo de numerosas enfermedades como el cáncer de pulmón e infarto de miocardio, y es especialmente perjudicial para las embarazadas y los niños. Convirtiéndose así en el principal problema de salud pública de nuestra sociedad.