Lunes, 14 Mayo, 2018 La receta electrónica de Castilla-La Mancha, modelo para el sistema sanitario de Arabia Saudí
Integrantes de la visita, con los presidentes del COFCAM y del COF Toledo entre ellos. Foto www.castillalamancha.es
La receta electrónica constituye ya el 93 por ciento de las recetas emitidas en la Comunidad Autónoma. Su utilización mejora la accesibilidad del paciente a sus tratamientos, facilita el seguimiento por parte por los profesionales, ayuda a prevenir errores y elimina la burocracia en la consulta médica, reduciendo drásticamente la utilización del papel.
Descargar Imágenes:

El éxito alcanzado por Castilla-La Mancha en el desarrollo y aplicación de la receta electrónica en el ámbito del servicio regional de salud se ha convertido en modelo a seguir para el sistema sanitario de Arabia Saudí.

La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Regina Leal, ha recibido recientemente a una delegación de dirigentes sanitarios de este país de Oriente Medio que, en la búsqueda de la modernización de su sistema de salud, han identificado la solución implantada en Castilla-La Mancha en cuanto a receta electrónica como una de las mejores experiencias internacionales, según indica la nota remitida por la Junta de Comunidades.

La delegación que ha visitado Toledo pertenece a la empresa pública NUPCO, responsable de la compra y suministro de medicamentos, material y equipos médicos en el país saudí, donde atiende a 400 hospitales públicos y 2.300 centros de atención primaria.

Los dirigentes sanitarios saudíes han identificado al SESCAM como servicio público pionero en la puesta en marcha y desarrollo de la receta electrónica, llamándoles especialmente la atención la cobertura del sistema a toda la población, la disponibilidad del servicio en todos los centros asistenciales, tanto de Atención Primaria como Hospitalaria, así como la extensión a todas las farmacias de la región.

La delegación, compuesta por directivos del más alto nivel en el sistema sanitario de Arabia Saudí, con responsabilidades en la organización de los servicios sanitarios, la gestión económica de las prestaciones farmacéuticas y de la tecnología sanitaria, ha analizado intensamente todos los elementos que son precisos para la ejecución de este proyecto.

En la jornada de trabajo con la Gerencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha han participado responsables de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, concretamente del Área de Farmacia, y del Área de Tecnologías de la Información, así como representantes de los Colegios Oficiales de Farmacia de la región, concretamente el presidente del COFCAM, Ignacio Romeo, y la presidenta del Colegio de Toledo, Ana María Rodríguez, de manera que se les ha aportado una visión completa de los requerimientos y funcionalidades de la receta electrónica.

Durante la jornada, además de describirles las acciones desarrolladas para alcanzar esta experiencia de éxito en el diseño e implantación del sistema de receta electrónica, también se analizaron los elementos organizativos y aquellos que, aunque en estos momentos ya forman parte del trabajo habitual dentro del SESCAM –el uso de la historia clínica electrónica, la identificación de los ciudadanos con su tarjeta sanitaria, la firma electrónica y la disponibilidad de una potente red de comunicaciones--, son parte imprescindible de la arquitectura tecnológica y organizativa necesaria para ejecutar este tipo de proyectos, sigue diciendo la nota de la Consejería de Sanidad.

La delegación saudí mostró mucho interés en estos aspectos y en compartir con los equipos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha la experiencia de nuestra comunidad autónoma.

El 93 por ciento de las recetas emitidas ya son electrónicas

Para conocer la aplicación práctica de este sistema, realizaron una visita una oficina de farmacia de Toledo, donde pudieron confirmar que en estos momentos la receta electrónica constituye ya el 93 por ciento de las recetas emitidas en nuestra comunidad autónoma y las ventajas de este modelo de prescripción y dispensación de los medicamentos y productos sanitarios incluidos en la financiación del sistema sanitario público de Castilla-La Mancha.

Asimismo, comprobaron in situ cómo se ha conseguido el principal objetivo de este sistema, que es la posibilidad de que el paciente retire los medicamentos y los productos sanitarios de la farmacia según los vaya necesitando, evitándoles molestias y desplazamientos innecesarios a los centros sanitarios sólo para que sus médicos les expidan las recetas de continuación de los tratamientos.

La receta electrónica sustituyó al modelo de receta tradicional en papel. Con ella, las recetas que hace el médico se almacenan en una base de datos a la que accede el farmacéutico para dispensar los medicamentos prescritos. El paciente puede retirar estos medicamentos en cualquier farmacia según se le vayan agotando sin tener que pasar previamente de nuevo por la consulta del médico.

También aporta importantes ventajas para los médicos ya que su utilización se traduce en la optimización de su tiempo. Con este sistema ya no tienen que recibir a los pacientes crónicos que necesitan siempre la misma medicación y acuden a consulta porque se les ha agotado. Esto supone que los médicos tienen más tiempo desde el punto de vista terapéutico, que pueden dedicarlo a la exploración, a la historia clínica y a las patologías del paciente.

Por otra parte, los farmacéuticos también se ven beneficiados con este sistema ya que a través de la prescripción por parte de los médicos y su incorporación al sistema informático pueden controlar mucho mejor la medicación que toman los ciudadanos.

Para el sistema sanitario de Castilla-La Mancha supone un avance hacia un sistema más eficiente y profesional, ya que reduce burocracia y mejora la seguridad y satisfacción de los pacientes, médicos y farmacéuticos.

Además, desde el mes de julio de 2017, la receta electrónica de Castilla-La Mancha es interoperable con las recetas electrónicas de otras doce comunidades autónomas, facilitándose de esta manera la dispensación de los tratamientos en los desplazamientos de los ciudadanos por el territorio nacional.