Martes, 5 Marzo, 2019 La Junta de Naturgy aprobó los resultados del ejercicio y respaldó la gestión del equipo directivo en el primer ejercicio de su nuevo Plan Estratégico
Junta General de Accionistas de Naturgy
Los accionistas de Naturgy aprobaron las cuentas individuales y consolidadas del ejercicio 2018, marcado por un entorno macroeconómico complejo, y durante el cual la compañía energética mostró los primeros resultados de la implementación de su Plan Estratégico, presentado al mercado el pasado junio. La Junta General respaldó la gestión del equipo directivo en su primer año al frente de la compañía durante el que Naturgy mejoró sus resultados ordinarios y generación de caja gracias a la evolución del negocio y la venta de activos contemplados en el Plan, que se destinó al crecimiento de su base de activos, reducción de deuda y remuneración al accionista. La Junta aprobó un dividendo total en efectivo de 1,30 euros por acción con cargo a los resultados de 2018, un 30% más que en el 2017. El próximo día 20 de marzo se abonará en efectivo el tercer pago con un dividendo complementario de 0,57euros por acción.

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, presidió la Junta General Ordinaria de Accionistas de la compañía, que tuvo lugar hoy en Madrid, en la que los accionistas aprobaron los resultados así como el informe de gestión de la compañía correspondiente al ejercicio 2018.

Asimismo, la Junta aprobó, con cargo de los resultados 2018, un dividendo total de 1.300 millones de euros en efectivo, tal y como recoge su actual Plan Estratégico. Esta cifra representa el pago en efectivo de 1,30 euros por acción (un 30% más que en 2017). De este importe, la compañía ya abonó 0,28 euros el pasado mes de julio y 0,45 euros en el mes de noviembre. Naturgy abonará, también efectivo, un dividendo complementario de 0,57 euros durante este mes de marzo.

Los accionistas aprobaron también la reducción de capital mediante amortización, antes del 30 de julio, de hasta 19 millones de acciones propias dentro del programa share buy back que la compañía puso en marcha tras la presentación del Plan Estratégico. Este programa persigueaumentar la remuneración total al accionista en caso de ausencia de oportunidades de inversión inorgánica que encajaran con las líneas de crecimiento estratégico de Naturgy. Hasta el 1 de marzo,la compañía recompró acciones con esta finalidad por un importe de 200 millones de euros.

“El 2018 fue un ejercicio de relanzamiento. Un año en el que Naturgy definió las bases de su transformación para convertirse en un referente internacional, en el que presentamos una hoja de ruta hasta 2022 y un plan de acción claro basado en nuestros cuatro pilares fundamentalespara la creación de valor. Tambiénestrenamos nueva estructura accionarial, renovamos el Consejo de Administración e implementamosuna nueva estructura directiva, hitos relevantes de este ejercicio en donde destaca nuestro compromiso plasmado en el Plan Estratégico2018-2022”, remarcó Francisco Reynés ante los accionistas.

Hitos relevantes

El presidente de la compañía explicó los principales hitos de actividad de Naturgy durante el ejercicio, entre los que remarcó la renovación del acuerdo de suministro de gas con Sonatrach y el laudo favorable del CIADIpor Egipto, con homologación en Reino Unido. La compañía, en cualquier caso, mantiene su voluntad de alcanzar un acuerdo integral para restablecer el valor de la inversión.

Entre los hitos financieros, Reynésdestacóla salud financiera del negocio,con un beneficio neto ordinario de 1.245 millones de euros (+57%) y unresultado bruto de explotación ordinario (Ebitda) de 4.413 millones (+12%) a cierre del ejercicio. No obstante la compañía energética registró, de forma extraordinaria, unas pérdidas contables a nivel consolidadode 2.822 millones de euros, debido a un ajuste derivado del ejercicio de valoraciónsobre los activos de generación eléctricaconvencional en España y un ajuste en el valor de sus fondos de comercio principalmente.

Ante los accionistasel presidente aseguró que los datos de 2018 “muestran una evolución positiva de nuestra actividad ordinaria, aunque será en los próximos años cuando veremos una cristalización de mayor valor y una mejora de los resultados conforme vayamos avanzando en la ejecución de las líneas estratégicas”, señaló.

El presidente explicó a los accionistas la evolución del plan de eficiencias, con el objetivo de reducir 500 millones de euros anuales de costes comparables en 2022. Así, en 2018 se avanzó sobre lo previsto y se cerró el ejercicio con unas eficiencias anuales recurrentes de 114 millones de euros. Tambiéndestacó la importante generación de caja gracias “a la evolución positiva de los negocios y a las desinversiones contempladas en el Plan, que se dedicaron principalmente al crecimiento, a reducir endeudamiento y aretribuir al accionista”, aseguró.

NTGY, un valor al alza

Durante la Junta, se puso de relieve el buen comportamiento de la cotización de la acción en 2018.El presidente destacó que la rentabilidad total para el accionista en 2018 fue del 23,1%. “Una prueba más de la apuesta clara de esta compañía por aportar valor y retribuir de manera clara a sus accionistas”, aclaró el presidente, que recordó también el compromiso de un incrementomínimo del 5% anual de retribución al accionista hasta 2022, según el compromiso del nuevo Plan Estratégico.

La Junta de Accionistas también aprobó el Incentivo a Largo Plazo para directivos que la compañía aprobódentro del Plan Estratégico. Con este plan, pionero en compañías cotizadas, Naturgy alinea directamente la retribución de sus directivos con los intereses de sus accionistas y vincula la retribución a largo plazo exclusivamente a la rentabilidad total para los accionistas(dividendos pagados y apreciación de la cotización) en el periodo considerado.

Modificación del reglamento y cambio en el Consejo de Administración

La Junta General Ordinaria aprobó además la gestión del Consejo de Administración, la política de remuneración de los consejeros de Naturgy para el periodo 2019-2021 y el plan de entrega de acciones al personal del Grupo, entre los puntos del orden del día.

Asimismo, se informó sobre la modificación del Reglamento de organización y funcionamiento del Consejo de Administración y sus Comisiones. A partir de ahora, tanto la Comisión de Auditoría como la de Nombramientos y Retribuciones pasaran a tener mayoría de consejeros independientes, cuatro sobre un total de siete. Con ello, la compañía da cumplimiento a las recomendaciones de las mejores prácticas de gobierno corporativo.

La Junta ratificó el nombramiento de Scott Stanley (a propuesta de GIP) como consejero dominical tras su nombramiento por el Consejo de Administración el pasado 30 de enero en sustitución de William Woodburn. Stanley formará parte también de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones.

La Junta General de Accionistas contó con la asistencia de alrededor de 750 personas y se alcanzó un quórum superior 85%.