Lunes, 28 Octubre, 2019 La comarca se volcó en la Tornaboda de Basilio y Quiteria de Carrizosa, con cerca de un millar de participantes
Basilio, Quiteria y Don Quijote en el Corral de Anastasio, Pajar de Puchero. Foto: Domingo Jiménez
Organizada por el Ayuntamiento, a través de la Universidad Popular y la concejalía de Cultura, y en colaboración con varias asociaciones locales, se enmarca en el ciclo cultural comarcal “Campo de Montiel Abierto”

CARRIZOSA,  28-10-2019.- Éxito de la Tornaboda de Carrizosa (Ciudad Real) que atrajo a cientos de personas de la comarca, tanto al Mercadillo Cervantino, durante todo el día, como a la llegada de Don  Quijote y Sancho Panza, que este año adelantaron su llegada, a la comida popular que repartió cerca de 1.000 raciones, y en la celebración de la tarde, que presenciaron más de 500 espectadores en el Pajar de Puchero.

El mercado Cervantino en la Plaza Mayor fue el primer escenario, con puestos artesanos, y bar y música a cargo del AMPA, donde desde el mediodía se arremolinaron los primeros asistentes, unas 300 personas, cifra que se triplicó con creces según llegaba la hora de la entrada de Don Quijote y  Sancho a la plaza Mayor, y de la comida popular. Se podía ver sobre todo gente de la localidad, de Vva. De los Infantes y de Alhambra.

 

Esta iniciativa cultural se basa en la novela universal de Miguel de Cervantes, y se enmarca en el programa cultural comarcal “Campo de Montiel Abierto”, con el que cada año, desde la Plataforma Campo de Montiel Origen del Quijote, se busca poner en valor los 23 pueblos de la comarca. Decenas de personas, coordinadas por el Ayuntamiento de Carrizosa, a través de la Universidad Popular y de su concejalía de Cultura y en colaboración con varias asociaciones de la localidad, formaban parte de la organización de esta “Tornaboda de Basilio y Quiteria con Don Quijote y Sancho”.

 

Poco antes del almuerzo llegó Don Quijote y Sancho a la Plaza Mayor, actores que platicaron con los presentes y fueron recibidos con jotas manchegas en su honor, que bailaron las alumnas del Curso de Folclore manchego de la Universidad Popular.

 

El alcalde de este municipio, Pedro Antonio Palomo, acompañado de varios concejales y concejalas, la mayoría vestidos de época, se refirieron “a la buena armonía y convivencia de esta jornada en la que varias asociaciones y la Universidad Popular llevaban trabajando semanas antes, para ofrecer atractivos a quienes nos visitan y que la gente se lo pase bien, a la vez que se reivindica la importancia de Don Quijote de la Mancha en el Campo de Montiel”. También agradeció la implicación de las Asociaciones de Carrizosa que participaron: Asociación de Jubilados; Hermandad “Virgen del Salido”, Asociación de Mujeres, AFAMMER, AMPA, La Gruta Teatro, Asociación Nacional de Esclerosis Tuberosa y Protección Civil.

 

Después, la pareja de la literatura universal española participó en una comida popular, con migas manchegas, con su tradicional panceta, chorizo y uvas, bañadas con un rico ponche, o tinto de verano sin alcohol, junto al Centro de Mayores, donde la Asociación de Jubilados sirvió las viandas. Mientras el AMPA sorteó varios lotes de jamón, queso y vino en la Plaza Mayor.

 

Luego, pasadas las 5 de la tarde, todos, novios, amigos, vecinos, bajaron hasta el corral de Anastasio “Pajar de Puchero” cantando jotas. En este corral, ya descansados, aparecerieron de nuevo Don Quijote y Sancho para compartir la Tornaboda, que dirigió Jesús García, donde se  encuadra el capítulo del Quijote, y como celebración del evento.

 

Allí unos Cómicos de la Legua representaron dos entremeses, “En la tierra de Jauja” de Lope de Rueda; y “Fablilla del Secreto bien guardado” de Alejandro Casona, a cargo del Grupo de Teatro Almenia, mientras que la música y bailes los interpretaron los miembros de la Asociación Folclórica Cruz de Santiago de Villanueva de los Infantes.

 

Como es tradición, la tornaboda acabó con una invitación final, por parte de los novios,  a chocolate y dulces típicos manchegos, y bailes propios de la época. Después, al anochecer, el ambiente festivo siguió en la Plaza Mayor.

Fotos de Ayuntamiento Carrizosa, Clemente y César Plaza, Domingo Jiménez y Antonio Peláez