Lunes, 18 Diciembre, 2017 Gas Natural Fenosa insta a la CNMC para que plantee las necesarias reformas del mercado eléctrico, respetando la economía de mercado
Sede de Gas Natural Fenosa en Madrid.
La compañía rechaza las acusaciones formuladas por la CNMC en relación al funcionamiento de las centrales de ciclo combinado de gas y presentará alegaciones en el tiempo y forma estipulado por el procedimiento. No se puede acusar a una compañía de realizar ofertas por encima de sus costes marginales, ya que esto equivale a pedirle a una empresa que oferte exclusivamente al precio de su coste variable de producción. Precios por encima de los costes marginales son imprescindibles para poder cubrir los costes fijos de las centrales, como impuestos, salarios, amortizaciones o costes financieros y para obtener un beneficio industrial.

GAS NATURAL FENOSA recibió, el pasado 30 de noviembre, la notificación de incoación de un procedimiento sancionador por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En ella se considera una “alteración indebida del despacho” de varias centrales de ciclo combinado entre octubre de 2016 y enero de 2017, al asignar “valores de precio a las ofertas al mercado diario de carácter anormal o desproporcionado”. En concreto, la CNMC, en su escrito dirigido a GAS NATURAL FENOSA, destaca “la asignación de precio para las ofertas de las centrales a un precio que resulta superior a sus costes marginales”, afirmación básica que no figura en la nota de prensa publicada.

La compañía rechaza estas acusaciones formuladas por la CNMC y presentará alegaciones a las mismas dentro del plazo establecido por el procedimiento. De esta forma, GAS NATURAL FENOSA dispone de quince días para formular alegaciones ante el instructor del procedimiento en las que demostrará, no sólo que en ningún caso se realizaron ofertas anómalas o desproporcionadas, sino también lo erróneo del planteamiento básico.

La multinacional energética cree que esa grave acusación no tiene fundamento económico, más aún en un sector económico supuestamente liberalizado. No es lógico que se acuse a una compañía de realizar ofertas por encima de sus costes marginales, ya que esto equivale a pedirle a una empresa que oferte exclusivamente al precio de su coste variable de producción.

Estas ofertas cuestionadas por la CNMC se realizan para poder cubrir los costes fijos de las centrales, como impuestos, salarios, amortizaciones, costes financieros, etc. El objetivo es obtener un beneficio razonable industrial por la actividad que se realiza, en un mercado liberalizado.

Cabe destacar que las centrales de ciclo combinado en España, trabajaron en 2016 una media de sólo el 12% de su tiempo útil, dada la prioridad de despacho de otras tecnologías que son incentivadas, con lo que la mayor parte del tiempo estas centrales están paradas. Las empresas se encuentran cautivas en un mercado a pérdidas, donde además no se permite la libre decisión de cierre por cuestiones económicas, ni se ha regulado la hibernación para plantas que están ociosas.

Toda actividad empresarial, para que sea sostenible, debe recuperar la totalidad de sus costes y obtener un beneficio razonable y, de acuerdo a las reglas del mercado eléctrico, lo hace con los ingresos que obtiene por su participación en el mercado.

Distinto sería que se establecieran unos pagos fijos a las centrales, que les compensasen por sus costes fijos y beneficio industrial, y se le exigiese -en este caso- realizar sus ofertas sólo en base a sus costes variables. Sin embargo, este planteamiento no está contemplado en ningún caso.

Por otra parte, si se investigan las ofertas superiores a los costes marginales debería también abrirse expediente cuando se fijan precios inferiores a dichos costes marginales, cosa que por desgracia ha sucedido reiteradamente ante la pasividad de la CNMC.

GAS NATURAL FENOSA no comparte esta peculiar forma de entender la libertad de empresa y la economía de mercado. De hecho, desde enero de 2014, viene solicitando reiteradamente ante CNMC que ejerza sus competencias e investigue el mal funcionamiento del mercado eléctrico, el cual se ha convertido en tremendamente volátil debido a las sucesivas decisiones de regulación y política energética. Lamentablemente, el regulador no ha atendido hasta la fecha tal petición.

La multinacional energética insta de nuevo para que se lleven a cabo las reformas necesarias para que el mercado mayorista eléctrico tenga un adecuado funcionamiento que persiga, no sólo el precio más bajo posible sino también la razonable rentabilidad que permita la actividad sostenible de las empresas.