Viernes, 10 Mayo, 2019 Espectacular presentación en Villarrubia de los Ojos de la magistral obra del artista rumano Stan Ovidiu Tiberiu
Autoridades junto al artista rumano, Stan Ovidiu Tiberiu
El escultor ha tardado cuatro años en confeccionar “La Batalla de Anghiari”. Una talla única de madera de más de 3 metros de ancho y 2 de largo, que se puede ver durante todo el mes en el Museo Etnográfico

El Museo Etnográfico de Villarrubia de los Ojos inauguró recientemente, en su sala principal, la magistral obra del artista rumano de la madera Stan Ovidiu Tiberiu, titulada “La Batalla de Anghiari”.  Un acto que congregó a cientos de personas, tanto vecinos de la localidad, entre los que se encontraba la alcaldesa, Encarnación Medina, como representantes de diferentes instituciones de Rumanía.

La primera edil agradeció la iniciativa de Ovidiu de presentar esta magistral obra de arte en Villarrubia y desde aquí dar el salto al resto del mundo. De igual manera, Medina invita a todos los aficionados al arte a acercarse hasta las dependencias del Museo Etnográfico San Isidro a contemplar esta pieza única. “Como alcaldesa, es un placer promover la integración de culturas y poner en valor la riqueza que aporta a nuestro patrimonio cultural, sin duda es una obra maestra, realizada en Villarrubia”, recalcó Medina.

Ovidiu pertenece a la octava generación de carpinteros y artistas de la localidad rumana de Ludus (Transilvania). Sin embargo, aunque no ha dejado de viajar por numerosos países, lleva afincado 16 años en Villarrubia de los Ojos. Es en esta localidad donde ha realizado una talla de madera de Tilo Canadiense de más de mil kilos, que representa uno de los dibujos desaparecidos de Leonardo Da Vinci.

Con el fin de recuperar un ejemplar perdido, Ovidiu ha trabajado durante los últimos cuatro años para confeccionar esta obra única tallada en madera, que cuenta con unas dimensiones de 3,4 metros de ancho y 2,4 metros de alto, y que se ha convertido en la primera obra que el artista rumano realiza de tal magnitud.

Tras la presentación y el descubrimiento de la obra, los asistentes pudieron degustar un vino y disfrutar con las canciones de una de las artistas invitadas, Marilena Trifán. Además, Mihai Camara, escultor rumano afincado en Toledo, también estuvo presente en el acto y colaboró aportando algunas de sus creaciones y piezas.