Lunes, 23 Abril, 2018 El Casino de Calzada se vistió de Café Gijón para la presentación de la novela de Pedro A. González Moreno
Pedro Antonio González interviene durante la presentación de su novela
• El escritor calzadeño habló sobre “La mujer de la escalera” acompañado por el poeta Federico Gallego Ripoll, el alcalde Félix Martín, el concejal de Cultura, Carlos Espinosa, y mucho público entre vecinos de Calzada y poetas de la provincia. Rosa Regás, ausente por motivos de salud, mandó una emotiva carta que se leyó en el transcurso del acto

La noche del sábado el Casino de Calzada de Calatrava (Ciudad Real) se quedó pequeño para la presentación de la novela “La mujer de la escalera”, de su paisano Pedro Antonio González Moreno, reconocida con el premio Café Gijón 2017. Para ambientar la velada, el recinto lució con mesas bajas, sillas y mesas para recordar al mítico punto de encuentro de intelectuales en Madrid. Además de los vecinos de Calzada acompañaron al autor varios poetas de la provincia.

La primera intervención corrió a cargo de Félix Martín, alcalde de Calzada, quien agradeció al autor haber elegido su pueblo natal para hacer la puesta de largo de su novela. “Ya ves cómo eres acogido en tu pueblo, con una recepción multitudinaria”, indicó el regidor, quien también hizo hincapié en la apuesta por la cultura que se realiza desde hace años desde el Consistorio. “Calzada es un pueblo muy vinculado a la cultura, con grandes personalidades como Pedro Almodóvar, José Vicente Romero o el propio González Moreno”, se felicitó Martín.

Según Regás, “La mujer en la escalera” consagra al calzadeño como un autor de narrativa y de ficción

A continuación se leyó la carta remitida por Rosa Regás para excusar su presencia en el acto por motivos de salud. La escritora catalana lamentó no estar presente de nuevo en un momento de reconocimiento para González, pues también por motivos de salud no pudo desplazarse a Madrid para la entrega del galardón al narrador calzadeño. Regás explicó que, cuando leyó “Más allá de la llanura”, quedó atrapada por La Mancha, tierra a la que viajó de la mano de González como cicerone. Según Regás, “La mujer en la escalera” consagra al calzadeño como un autor de narrativa y de ficción.

Gallego Ripoll: “En tu mirada está tu gente, tus orígenes, pero también cabe la actualidad del tiempo en el que vives”

El poeta manzanareño Federico Gallego Ripoll intervino como lector y amigo de González, recordando que ambos se conocen desde sus inicios literarios y señalando a su colega como “el más brillante y completo de todos los escritores de La Mancha”. Sobre la nueva novela, Gallego destacó su estilo transparente, su estructura concéntrica y recomendó su lectura especialmente a la gente joven. “En tu mirada está tu gente, tus orígenes, pero también cabe la actualidad del tiempo en el que vives”, finalizó.

El concejal de Cultura, Carlos Espinosa, tomó la palabra para realizar varias preguntas a González Moreno con las que dio varias pinceladas de la novela. Espinosa definió “La mujer en la escalera” como una novela policiaca que no se queda ahí, sino que se hace grande gracias a la metaliteratura que contiene y el entrelazado de varias tramas.

González Moreno: “Debo decir que he contado con asesoramiento femenino para construir el personaje”

González Moreno, abrumado por las muestras de cariño, comenzó su intervención con agradecimientos y el recuerdo que justo un año atrás, el 21 de abril de 2017, participó en Calzada en una lectura de sus versos. “Escribir en primera persona con un personaje femenino ha sido todo un reto, una osadía, porque las mujeres son siempre misteriosas y a veces incomprensibles para los hombres. Debo decir que he contado con asesoramiento femenino para construir el personaje y algunos lectores me han dicho que no resulta inverosímil, y es un logro”, confesó el autor, quien indicó, que aunque en esta novela no está presente el paisaje de su tierra, “cada vez siente más la fuerza de los orígenes” y es precisamente  un recuerdo de esos orígenes el único rasgo autobiográfico de la novela, que cuenta con el elemento de una cajita que realmente existe en su familia desde la guerra civil.

El evento contó con la ambientación musical de José Vicente Romero, el casi-oscarizado calzadeño, quien cerró la metáfora del café literario interpretando varias piezas musicales.

Tras la presentación los presentes disfrutaron de un vino de honor y pudieron llevarse su ejemplar firmado de una novela que solo acaba de empezar su camino. Recordar que esta presentación abre los actos del Día del Libro, que continúan esta semana.