Sábado, 20 Octubre, 2018 Consideraciones sobre el Maratón de Ciudad Real
Foto de la salida de hace 15 años, edición del 2003
Pablo Lozano, miembro de la Junta directiva del Quixote Maratón ADAD, habla sobre la andadura del Quixote Maratón de Castilla-La Mancha

Hace 23 años cuando iniciamos la andadura de nuestro  primer maratón de Castilla- La Mancha,  no nos planteábamos ninguno de los organizadores que sería tan longevo; ni siquiera sabíamos los participantes que pudiéramos tener. Fue una aventura sin lugar a dudas, máxime, empezando a organizarla  como Campeonato de España de la distancia.

Después de 22 ediciones, habiendo sido casi todas ellas Campeonato Regional, alguna Campeonato de España de veteranos, ahora se denomina máster, nunca hemos conseguido superar el número de participantes de la primera edición, estuvimos casi en los 500.  Es cierto que fue Campeonato de España absoluto y eso le dio una mayor cantidad de atletas, algunos de cierto nivel.

En lo referente a los tiempos  conseguidos, hay una gran diferencia entre los efectuados en las primeras ediciones  y las últimas.  Pongamos un ejemplo, en la edición XX, el ganador tardó 2h, 34’ 20’’, con ese tiempo en la primera maratón  hubiera ocupado el puesto 17.   El tiempo de los tres primeros atletas del año 1996,  fue de 6h, 58’ 36’’, en la XX Edición,  8h, 06’ 20’’.

¿Quiere esto decir que nuestro maratón no goce de buena “salud”? En  absoluto, la cantidad de atletas se ha mantenido, viéndose reforzada el año que ha sido Campeonato de España, bien de categoría absoluta o máster, como concurre este año.

En lo referente a los tiempos de los primeros atletas llegados a meta, sí es verdad que, en las  primeras ediciones, eran mejores. Siempre había  atletas que bajaban de las 2h, 25’  y las 2h,30´. Actualmente pocas veces hay alguno que baje de esos tiempos. Pero eso es algo generalizado.  Salvo algún maratón: Madrid, Barcelona, Sevilla, que traen algunos corredores, por supuesto africanos, con importantes fijos de salida, las marcas nacionales están por debajo de los niveles de hace años. Precisamente esos corredores procedentes de África son los que han hecho que los atletas nacionales no se dediquen a preparar el maratón con mucho afán. Saben que no los van a batir.

África domina el maratón, así como las carreras  de fondo y medio fondo. Un ejemplo de esta supremacía está muy cercano.   El pasado 17 de septiembre en Berlín,  Eliud Kipchoge, keniano, batía el récord del mundo de maratón con una marca que supera todo lo imaginable, 2 h. 01’ 39’’, nada menos que 1’ y 18’’ menos que la anterior.

Claro que nos gustaría que hubiera marcas importantes en  nuestro maratón, pero todos los que están en la organización del Quixote Maratón  lo que persiguen es que esté nutrido sobre todo por corredores y corredoras populares, por eso al maratón le han sido agregadas dos distancias más, el medio maratón, que este año celebra su VIII edición, y el diez mil que va por la cuarta. Esto quiere decir que  crecemos. Después de XXIII ediciones nuestra carrera está entre las clásicas nacionales y por supuesto es una de las más longevas.

Sabemos que la distancia mítica del maratón, esos 42,195 kilómetros tienen seria competencia con distancias superiores en carreras de montaña , ‘’trail’’, con recorridos muchas veces por encima de los cien kilómetros, y también con la gran cantidad de carreras populares adscritas a los circuitos provinciales. Por estas circunstancias todos los maratones, hasta los más nutridos como el de Madrid por ejemplo, han añadido la distancia del medio maratón, y, en algunas carreras los diez kilómetros, como es nuestro caso, para que crezca el número de participantes de años anteriores.

Pablo Lozano, miembro de la Junta directiva del Quixote Maratón ADAD