Jueves, 29 Agosto, 2019 Casi 200 niños y niñas celebran el final de las actividades en la Escuela de Verano de Piedrabuena con una fiesta multitudinaria
Los pequeños han disfrutado a lo grande de la fiesta del final de las Escuelas de Verano. Imágenes de Alfonso Gómez.
La concejala de Cultura y Servicios Sociales, Isabel Herrera, y la de Educación, Elena Delgado, han agradecido al equipo de monitores “el gran trabajo realizado durante estos dos meses de verano”, que terminan con una gran fiesta en la que los niños y niñas podrán disfrutar con talleres de pintacaras, un taller de chapas, así como una actividad de música y movimiento y una fiesta de la espuma

Casi 200 niños y niñas de Piedrabuena han celebrado hoy el final de las variadas actividades en las que han participado estos meses, incluidas en las Escuelas de Verano.

 

La concejala de Cultura y Servicios Sociales, Isabel Herrera, y la concejala de Educación, Elena Delgado, han acompañado a estos pequeños durante una celebración que ha incluido talleres pintacaras, un taller de chapas, así como una actividad de música y movimiento y una fiesta de la espuma que ha servido para cerrar una mañana soleada y muy divertida.

 

Las concejalas han agradecido al equipo de monitores “el gran trabajo realizado durante estos dos meses de verano” y la gran variedad de actividades que han desarrollado, entre las que destacan los talleres de concienciación sobre el cuidado de ríos y mares, durante los que han trabajado con materiales reciclados, además de escenificar un cuento que desarrolla la preocupación medioambiental.

Los niños y niñas que han participado en la Escuela de Verano también han podido aprender educación vial y primeros auxilios, además de conocer otras culturas del mundo con actividades sobre Egipto, el mundo árabe y China.

La variedad de propuestas de estos meses también ha incluido talleres de apoyo de lengua, matemáticas, historia, arte, música, lógica y razonamiento, lectoescritura e inglés.

Las primeras ediles han subrayado que este tiempo de ocio también ha servido para que los pequeños conozcan mejor Castilla-La Mancha y Piedrabuena, además de disfrutar de otras actividades sobre la Prehistoria o de experimentos científicos que han convertido este verano en inolvidable para muchos de ellos.

Isabel Herrera también ha puesto en valor la diversidad de propuestas que los pequeños han podido desarrollar en la biblioteca, que han incluido actividades de animación a la lectura, con cuentacuentos para todas las edades, así como novedosos talleres, como por ejemplo uno en lo que niños y niñas han utilizado versos para dibujar, kamishibai y biblioplasti.