Lunes, 29 Enero, 2018 Alto interés entre los farmacéuticos toledanos por los programas de prevención del cáncer de colon y de cérvix o cuello de útero
De izquierda a derecha, Alfonso Agaibar, MªLuisa Torijano y Ana María Rodríguez
En las farmacias de la provincia de Toledo se informará de estos programas preventivos de la Consejería de Sanidad

Cerca de 200 profesionales acudieron recientemente a la convocatoria formativa del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo sobre el Programa de cribado de cáncer de cuello de útero y de colon, en el que colabora el colegio con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. La presidenta del COF, Ana María Rodríguez, abrió el curso presentando a los responsables del Servicio de Salud que impartieron esta actividad formativa.

 

Tras presentar al responsable de Atención Primaria del SESCAM, el doctor Alfonso Abaigar Martínez de Salinas, y la doctora María Luisa Torijano Casalengua, médico de familia, preventivista y coordinadora de Programas de Cribado de la Dirección general de Asistencia sanitaria del SESCAM, Ana María Rodríguez destacó la importancia que tiene la participación de las oficinas de farmacia en estas campañas, cumpliendo con su labor de agente preventivo de la salud, empezando por este programa de cribado de colon y de cérvix o cuello uterino.

 

“El farmacéutico se siente formando parte del sistema, al estar muy comprometido con el paciente a la hora de poder explicarle esta información, llegando a todos los pacientes, y animándoles a participar en este cribado, es una labor tan importante de prevención que beneficia en todos los ámbitos, sanitario, estilos de vida, etc”, añadía la presidenta del COF toledano.  

 

Alfonso Abaigar indicó que este programa es fruto de la reunión mantenida por el consejero de Sanidad y el presidente del COFCAM (Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos) para la colaboración conjunta para difundir información a los usuarios que acuden a la oficina de farmacia, pues “los farmacéuticos, como personal sanitario, son unos agentes muy importantes a la hora de mejorar la respuesta a la invitación que le hace el Sescam.

 

Explicó también que “el programa preventivo del cáncer de colon es un programa nuevo que genera recursos nuevos, y el de cérvix varía a como se venía haciendo, pues se ha organizado de otra forma, para tener una cobertura poblacional importante sobre todo entre quienes lo necesitan”.

 

María Luisa Torijano subrayó la labor primordial del colectivo farmacéutico en este programa y su gran importancia al tener un contacto muy directo con la población diana, indicando que “en el futuro se facilitarán folletos y material informativo a la población desde las farmacias, para que nos ayuden a llegar mejor a la población diana de este programa en los mensajes claves que tenemos que dar, y que vengan hombres y mujeres a realizarse estas pruebas preventivas de cáncer de colon y de cérvix para detectar a tiempo una posible enfermedad, y que tenga los menores efectos posibles”. 

 

Informó también de cómo el programa del cáncer de colon va dirigido a personas de ambos sexos de 50 a 69 años, a una población de casi 430.000 personas, a las que se les haría una prueba sencilla para prevenir un posible cáncer, comenzando con un test de sangre oculta en heces, el cual, si sale positivo, habría que hacer más estudios.

 

El programa del cáncer de cérvix va dirigido a mujeres entre 25 y 64 años, en dos tramos, y a una población de 540.000 de mujeres, y en principio consistiría en una simple citología.